jueves, 10 de enero de 2013

El ICFES

Con Alfredo hice una apuesta que quería perder. Si él sacaba más que yo en las pruebas de Estado yo le daba un beso. Si yo sacaba más que él... no me acuerdo, no me importaba.

El pre-ICFES lo pagamos y no lo hicimos en el Instituto Universitario.  Todos los sábados nos levantábamos mis amigas y yo para irnos a repasar los contenidos de matemáticas, química, física en unas clases repletas de gente de otros colegios a las que solo asistimos una vez por 15 minutos.  El resto de sábados nos fuimos para Chipre con los amigos de la época a hacer nada desde las ocho de la mañana hasta la una de la tarde.

Finalmente el día del ICFES terminamos rematando allá también y allá hice la apuesta con Alfredo.  Honestamente pensé que sacaría más que él.  Ya era de noche cuando Cristina dijo que la casa en la que vivió durante todo el bachillerato la iban a vender y que como estaba desocupada podíamos irnos para allá a seguir la fiesta. ¿Domingo?

Una casa sola y sin nada, ni un mueble, llena de adolescentes. No sé de dónde salió una grabadora y un montón de aguardiente.  Boys, boys, boys y boom boom boom let's go back to my room.  Felipe, un ex novio, me llamó.  Que me necesitaban en el segundo piso.  "Te presento un amigo".  Yo ya lo conocía y ya me había estado mandando saludes con él durante un mes más o menos.  No dije nada, me parecía que no había que decir nada y lo mismo debió pensar él.  Delante de Felipe, que estaba con alguien, empezó a acercarse muy despacio.  Tenía mucha risa, pero no me moví.  El segundo piso se llenó de gente que se daba besos.  Nunca he estado en nada tan cliché de película de adolescentes americanos.

Como a la una de la mañana llegó la mamá de Cristina que es una señora muy brava y nos sacó a todos de allá.  No recuerdo bien pero creo que alguien le hizo un chiste pendejo, como que se quedara a rumbiar con nosotros, y la señora se emberracó todavía más.

Salimos de esa casa ebrios y felices a recorrer el barrio entero cantando.  Una de las mejores fiestas que he hecho en mi vida.

Alfredo, que presentó el ICFES borracho, sacó 316 y yo 314. Ganamos por casi nada.

16 comentarios:

alvaron dijo...

Me encantó la fiesta transgresora para esas épocas!!!! Al final cada uno le dio un beso grande al otro para desempatar, o no? Felices tiempos aquellos prima, o no?

Ana dijo...

Esa fue una época de muchos besos. Muy felices tiempos, primo.

S E B A S T I A N G O M E Z dijo...

Yo saqué 312. Fue uno de los últimos ICFES que evaluaron así, el de 1998. Y también me acuerdo especialmente del día en que entregaron los resultados de los exámenes. Creo que casi todos los del salón nos fuimos para el Parque Yerbas -hoy Parque Lleras-, que era un sopladero de marihuana con dos negocios donde nos vendían trago y cigarrillos a los menores de edad. Y justo ahí también fueron a rematar los de otros colegios. Y recuerdo que se conformaron muchas parejitas que también se besaban mucho. Y después un amigo dijo, lo recuerdo como si fuera ayer: "vamos pues pa' mi casa que yo tengo el Trance Factory". Y llegamos, y se armó tremenda fiesta, aunque eran como las 16:30. Muy bacana la entrada Ana.

Ana dijo...

Vea pues, es tradición primero parque y luego casa para rematar el ICFES. Gracias, Sebas. : )

Andrés Meza Escallón dijo...

Esas pruebas de Estado eran curiosas. Yo saqué 364 y tampoco había estudiado. Eso sí, llegué sobrio y habiendo dormido bien, nada salvaje como ustedes. Sin embargo, los mejores puntajes los sacamos los "locos" (ahora nos hubieran llamado "geeks") que nos la pasábamos leyendo o dibujando en vez de poner atención en clase. Pasamos por 20 o 30 puntos a los ñoños que siempre sacaban las mejores notas.
¡Qué buenos recuerdos Ana!

Ana dijo...

Gracias, Andrés. : ) ¡Muy bueno tu puntaje!

ensergio dijo...

363. Nadie me dio besos.

Ana dijo...

Venga hasta acá por uno.

Pam dijo...

No me explico porque yo no estaba en esa fiesta!!!!!

Ana dijo...

No tengo ni idea, Pame.

Ro. dijo...

Jaja, me hizo reír mucho la entrada, sobre todo la parte en la que se volaban para no ir al horrible Pre-ICFES. Creo que soy el primero en comentar que presentó el nuevo ICFES, ese que califican ahora de 1 a 100 ¿No es así? Yo saqué 58, que fue un puntaje que no alcanzó para una publica, en fin...

Muy buen contenido, me pondré a escuchar música noventera.

Ana dijo...

: ) Gracias. Creo que eso es ochentero. Gracias por pasar por aquí.

Violet dijo...

339. Sin beso y entiendo porqué al ver estos puntajes, ole! XD

maggie mae dijo...

El viernes antes de presentar el ICFES a mi papá le dio un infarto cerebral y se murió en la madrugada del sábado. Yo, sin pensarlo dos veces, fui a presentar el examen, eso habría querido mi papá.
Presenté cada prueba en media hora y le pedí que me ayudara. Si se había muerto ese día era lo menos que podía hacer. No recuerdo nada de ese examen.
El domingo por la tarde, obvio, me fui a beber con mi compañeros, ellos a celebrar y yo a ahogar la pena. Solo necesite dos aguardientes y una cerveza.
Saqué 322.

maggie mae dijo...

Ah, mi mamá sí me pagó preicfes. Nunca fui. Tenía novia y justo los días del preicfes mi casa o la de su abuelita que vivía cerca del colegio estaban solas.

maybeth julieta robles leal dijo...

Esta entrada me parece buenísima! Me trajo recuerdos gratos! Ese día del exámen, no recuerdo si el sábado o el domingo;(porque en esa época nos exprimían todo el fin de semana)tembló!!! y todos salimos organizaditos a la plazoleta de la de caldas, y los muy ilusos creíamos que nos ibamos a "soplar" medio exámen... todos preguntabamos por cosas que no sabíamos.... pfffff bobos! El domingo nos fuimos para chipre, a la casa de Luis David, allá celebramos el puntaje que aún no conocíamos... que épocas! besos... muchos besos!! Saqué 318 y me sirvió también para ganar una apuesta :P