lunes, 14 de diciembre de 2009

Un amor para el circo de lo extraño

Ahora que empecé el día
volviendo a tu mirada,
y me encontraste bien
y te encontré más linda.

Ahora que por fin
está bastante claro
dónde estás y dónde estoy.

Sé por primera vez
que tendré fuerzas
para construir contigo
una amistad piola,
que del vecino
territorio del amor,
ese desesperado,
empezarán a mirarnos
con envidia,
y acabarán organizando
excursiones
para venir a preguntarnos
cómo hicimos.

Mario Benedetti



El día que Jose Fernando me contó que alguna niña sin importancia había tenido un detalle maluco con él y a mi me dio rabia con la muchachita, me di cuenta de golpe, como una bofetada, que mis sentimientos por él habían cambiado... sentía el mismo amor con un enfoque distinto, el de la amistad...

Pero no deja de sentirse extraño querer a un ex como a los amigos... y lo extraño no es por incómodo, sino por raro, por poco frecuente, porque con ningún amigo por cercano que sea tiene uno las historias que tiene con alguien a quien amó.

Y hoy Jose llega con la historia novedosa de que está muy contento y tiene novia.  Después de 4 años que han pasado desde que terminamos, es la primera vez que lo veo en serio contento con alguien. Y que pena, pero si hay alguien que sepa reconocer eso en él soy yo.  Me da tanta alegría que me dan ganas de llorar... y el llanto puede confundirse con otros sentimientos, que confunden a los espectadores que me ven mientras escribo esto, decir que lo que pasa es que estoy feliz porque un ex (EL ex), tiene novia.  Yo entiendo que no me crean.

Ver que alguien que tiene una capacidad de amar tan hermosa y que se deja querer tan bonito, esté pasando por eso otra vez y tenga la fortuna de enamorarse nuevamente me llena los ojos de alegría que se traduce en llanto.

Sé que él pensará que todo esto es amor... y no se equivoca, es amor.  Amor del desprendido, del que siempre juramos que nos tendríamos.  Después de tantos años, Jose y yo seguimos siendo fieles a las promesas que nos hicimos cuando con más intensidad nos amamos.  Y yo presumidamente, me lleno de orgullo por el cariño que como decía una amiga mía, es de circo.  Un circo donde se exhibe junto a la mujer barbada y al hombre más alto del mundo, el cariño raro y hermoso que nos tenemos Jose y yo.

7 comentarios:

Cosmo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cosmo dijo...

I just loved it.

Ana dijo...

:D

Richitelli dijo...

Am dying to read that erased comment by Cosmo.

I cant say anything more, it would make me seem week, and i don't wanna be seen as a weak guy, even when i know i am the weakest of all.

That sayd; i couldn't feel that, i just couldn't.

Ana dijo...

Yo sé cuál es el comentario eliminado... pero me da pena poner a Cosmo en evidencia, no sé si a él le moleste... lo tengo en mi cuenta de gmail guardado. ; )

Cosmo dijo...

ya quiero saber cuál es mi comentario borrado. ¡No sabía que eso quedaba en la cuenta de Google!

Ana dijo...

Lo busqué pero creo que después de que puse que todavía lo tenía hice un barrido de mensajes viejos en gmail y ahí lo eliminé. Recuerdo que decías que era algo que habías sentido también. A mi me llegan los comentarios al correo, es por eso que lo tenía ahí.

Vuelvo a leer este post, la situación hoy es incluso más rara para quienes nos rodean a Jose y a mi: trabajamos juntos. Tenemos discusiones de trabajo que pasan por las emociones, pero la primera de ellas es el cariño. Son más de 11 años de conocernos y aunque a veces siento que no me lo aguanto (yo soy muy intolerante) la dinámica que hemos construido es sin duda hermosa.

Me alegra tanto saber que hace once años me gané una persona como él para la vida. Jamás pasa por este blog (o me lo oculta), así que creo que le escribiré ya mismo.