domingo, 25 de julio de 2010

Que no acabas de llegar

Hay cosas que no entiendo, hay cosas que no entiendo, hay cosas que no entiendo, hay cosas que no entiendo y hay cosas que no entiendo y tú.

12 comentarios:

Ratushka dijo...

:(

Ana dijo...

Me encanta que vengas por acá, tan inmediatamente, tan bien convocada tu muy acertada solidaridad!

Lalu dijo...

¡Qué peye!

Ana dijo...

Sí ole, un peye!

caro guacaneme dijo...

grrrrrrrr
como es que no entendemos? explicanos pues!

Ana dijo...

Que nos explique quién Guaca? yo no sirvo para pedir estas explicaciones...

taranto dijo...

Ahhh, ya entiendo por qué andabas perdida.

Por fin vuelves.
(Y yo, a propósito, sigo sin entender cómo lograr que se acualicen las entradas de mi Blog en los otros).
Suerte.

Ana dijo...

No sé si será eso, tal vez, pero ando como sin tema... qué será pues lo que le pasa a tu blog??? abrazo vecino!

taranto dijo...

Vecina:

Súper HOLA.
Temas me sobran. En viejos baúles, en carpetas desteñidas, en franjas oscuras de la mente, en tibios antros del corazón...
Lo que ahora, a mí sucede, es que las fuerzas letales laborales, me tienen del cuello, y sólo me liberan llegada la noche de este viernes, cuando volveré a disparar mi Blog con temas carramplones.

Vecina:
La foto de tu perfil, sí es un verdadero perfil.

Recuerdos.

Ana dijo...

En cambio la tuya es de cuerpo entero vecino!

taranto dijo...

JaJaJa...

Mi risa del día número 31.
Y, el remate, la 31, siempre es lo mejor.
Voy a dormir tranquilo.
¡Qué buen día!

ilive dijo...

Menos mal algo queda sin entender, eso nos permite tener algo que tratar de entender mañana y seguir con la inocencia de cuando eramos mas pequeños donde todo era nuevo y/o desconocido.