lunes, 9 de agosto de 2010

All fools weekend

Este fin de semana, con cumpleaños incluido, estuvo lleno de historias paralelas, que no son claras cuando se acompañan de tortas y velas.

Parece el fin de semana de todos los tontos.  Empezando por el tipo más importante de mi vida, hasta la historia que parece más intrascendente.

Creo que soy yo.  Tiene uno que concluir eso cuando le suceden cosas como las que le suceden, porque como hablaba con un amigo, al que nunca he visto en mi vida, pero al que quiero como si lo viera todos los días, el único responsable de sus historias es uno.  Claro, los otros vienen con su aporte, pero es uno el que los deja llegar hasta tan cerquita como para aportar.

Soy yo la que me estoy volviendo emocionalmente lejana, el cinismo me tiene cogida del cuello, tanta reflexionadera no puede ser tan buena, tanto análisis sin un experto cerca.

Y sentirse orgulloso de cosas que son tan dolorosas, nadie me toca, nadie me afecta.  Tanta mentira que uno es capaz de creerse, nada me llega, nada me afecta.

No tienen derecho a exigir nada, no tienen derecho a exigir nada.  Golpe en la mesa, no tienen derecho a exigir nada.

7 comentarios:

Richitelli dijo...

Feliz Cumpleaños, Feliz inafección. Dios proveera, tú desaprobarás.

Mateo C. R. dijo...

Ok, no se que escribir, así como lo dices tu es mejor leerte creo que mi comentario es esta foto... http://www.flickr.com/photos/cr_mateo/3750531044/

alvaron dijo...

Si uno baja la persiana, pocos o ninguno se atreverán a levantarla. Dicha bajada o apertura es una decisión personal de la que cada cual se tiene que hacer cargo, no hay de otra!

Ana dijo...

Voy a hacer como los tipos y me voy a buscar una buena mujé'!

El Gordo dijo...

Uno mismo es el único que tiene el derecho de exigirse, porque sólo uno y solo uno (nótese las tildes de cada una) puede saber todas y cada una de las cosas por las que ha pasado y todas y cada una de las situaciones que ha enfrentado.

Lo mejor de todo, es que uno siempre sabe cuál es la solución, y sólo espera de los otros un guiño para aprobar lo que uno ya piensa.

Cada vez nos quedan menos cumpleaños, lo mejor es disfrutarlos...

Un abrazo, Anita...

Anónimo dijo...

Me gusta la reflexion anis.....picos! Hermanita!

Ana dijo...

Sí, ya se me quitó la ventolera!