martes, 7 de febrero de 2012

En retrospectiva

Tal vez nunca estuve tan enamorada, tal vez no tenía tantos motivos para llorar ni tantos para reírme, tal vez no tenía que estar tan angustiada, y tal vez los amigos que creí tener y que me dolió dejar no eran los amigos que tenía que tener.  Tal vez el tipo este no era tan buen polvo, tal vez no dolió tanto que esa historia que me parecía necesaria no pudiera ser... en la distancia todo parece menos grave, menos serio, menos doloroso, menos angustioso, porque aquí seguimos a pesar de todo lo que parecía que iba a detener mi mundo alguna vez.

7 comentarios:

alvaron dijo...

Viste, no hay nada para siempre y generalmente se podrá encontrar algo mejor o comparable! Genial este desahogo, prima querida!

Ana dijo...

:D Gracias primo. Sí, la historia uno sabe bien qué fue mirada de lejitos.

carolina guacaneme dijo...

Ay Ani, que cosa mas hermosa!esto te quedo muy divino.

Ana dijo...

Linda Guaca, gracias :' )

Ratushka dijo...

Me encanta...y me duele parejo.

Anónimo dijo...

Profundas palabras!!!! como dicen por ahi.. no hay árbol que el viento no haya sacudido, asi nos pasa a los seres humanos, en ocasiones nos sentimos débiles e impotentes ante los sucesos de la vida, algunos inevitables y fuertes como un huracán sin opción de escape alguno, sin embargo se sobrevive a pesar de las circunstancias, a pesar de los demás y a pesar de nosotros mismos.....Gracias por esas palabras que por casualidad o destino se cruzaron en mi camino..

Alonso Gallego dijo...

Muy chéveres tus desahogos, me gusta tu sensibilidad!! Además es un excelente trabajo!!!