miércoles, 29 de agosto de 2012

Plumas en el nido

Cuando estaba en Medellín estudiando en la Universidad teníamos un amigo al que le decíamos Gallina.  Era la época de los beepers y el teléfono fijo.  Cuando terminábamos de estudiar, o salíamos de rumba, o por cualquier motivo nos despedíamos tarde y teníamos que irnos cada uno para su casa por separado, Gallina tenía la costumbre de ponerle un mensaje al beeper de una amiga en el que le decía "plumas en el nido" que eran las palabras clave para saber que ya estaba bien en su casa.  Ella me llamaba a mí o yo la llamaba a ella y así con todos los amigos, hasta que todos sabíamos que no faltaba ninguno por llegar a la casa...  Eso se nos pegó, nunca se me olvidó y ahora lo uso en twitter para decir que estoy metida debajo de mis cobijas.
No se me ocurrió a mí y siempre pensé que la frase era transparente, pero parece que falta que yo tenga apodo de ave plumífera para que la cosa acaba de cuajar porque cada rato me preguntan que eso qué significa y hasta hubo uno que me dijo que googleo la expresión para saber si tenía origen literario y no.

Ahí les cuento de dónde salió de eso.

17 comentarios:

jugodemaracuya dijo...

Me gustaría que se convierta en expresión común, que la gente de todo lado diga así cuando llega a la casa.

Saludos.

¨ce_ dijo...

Para que lo encuentren cuando lo googleen ;)
Abrazo!

Ana dijo...

Jajaja Ce, sí, para que haya alguna información sobre eso por ahí. : )
Dani, ya hay gente que lo ha leído y no de mí, o eso dijeron... Seguro andará Gallina por ahí diciendo lo mismo, él sí con autoridad intelectual.

Leandro Loaiza Largo dijo...

Y ya aparecen versiones, como "pelos en el nido"...

Ana dijo...

Aparece eso y toda clase de cosas porque con eso hemos jugado mucho. ; )

Diego Niño dijo...

Nunca olvidaré la cara que hicieron mis alumnos cuando les hablé del beeper y lo difícil que fue hacerles entender que no eran aparatos que enviaran mensajes de texto entre ellos sino que había que llamar de un fijo a una operadora y que ella era quien enviaba el mensaje al beeper… en fin. Gracias por llevarme a los viejos tiempos.

Saludos desde la fría Bogotá!

alvaron dijo...

Prima que bueno leerte nuevamente!!!!

Ana dijo...

Primo, qué bueno que puedas comentar otra vez. ¿Cómo así que volver a leerme? : )

Anónimo dijo...

yo aparezco bloqueado en twitter y no se por que.. @manolito1169

@_vonrichthofen dijo...

Desde hace algún tiempo la sigo, y hoy llegué al blog a travéz de google, también buscando el origen de esa expresión.

Un saludo.

Ana dijo...

Jajajaja Funcionó como dijo ce_. ; )

Paula Rendon dijo...

te sigo en twitter y LO GOOGLEÉ! y la respuesta salió de tu propio blog (y) excelente

Ana dijo...

: ) Jajajajajajaja

Juan Manuel Pérez Mesa dijo...

Yo no tuve que goglearlo, fui directo a la fuente

Jaime Penagos dijo...

Ahhhh, ya entiendo. Muy buena expresión. Trataré de incorporarla a mi diario vivir (Creative Commons Share Alike)

Maria Roa dijo...

Yo te sigo en twitter y googleé la frase también porque no sabía que significaba y ya había visto varias veces la expresión!! Todos los que la googleamos y nos responde la propia Ani Mesa tuvimos que haber sonreído :), igual todos somos unos ñoños jajaja.

Maria Roa dijo...

Yo te sigo en twitter y googleé la frase también porque no sabía que significaba y ya había visto varias veces la expresión!! Todos los que la googleamos y nos responde la propia Ani Mesa tuvimos que haber sonreído :), igual todos somos unos ñoños jajaja.