lunes, 31 de marzo de 2014

¡Mirá la hora!

"No es que no quiera, tía, sino que con quién.  Uno, quiero decir yo, pero seguro no soy la única, tiene el problema de andar por la vida diciendo lo que piensa y eso parece que no lo convierte en material para esposa.  O lo convierte en material para amiga de gente que piensa como uno, y que cuando decide casarse lo hacen con mujeres muy distintas. Como mi papá, que amó a una a la que luego llamó "puta" y se casó con mi mamá, una buena mujer.  Me parece, creo.  Resulta que los señores siguen prefiriendo para esposas mujeres que sean más silenciosas.  El recato y la prudencia siguen siendo valores importantes para cultivar si uno quiere ser señora de tal... Y a mí me cuesta, tía.  O tal vez es que no quiero y me justifico.  No sé.  Y no es que yo sea la única que anda por la ciudad viviendo la vida, todas vivimos mucho la vida, pero tal vez soy de las pocas que no esta dispuesta a decir que no la ha vivido para hacer sentir cómodo a un señor que, tal vez, tiene inseguridades frente a tamaños y desempeños.  Y tampoco es que vaya por la vida gritando que he vivido, pero si me ponen el tema generalmente opino, como ahora... E incomoda, ¿estás incómoda?"

La tía miró el reloj, dijo que se le había hecho tarde.  Se levantó y se fue.

60 comentarios:

Catarata dijo...

Y el ir diciendo lo que se piensa incomoda no solo al marido, también a la suegra y las cuñadas, sobre todo si estas ultimas están casadas. Me hiciste recordar mucho a mi Abuela haciendo comentarios sarcásticos por que le chocaban las esposas de sus hijos(entre esas mi mamá) por que no se callaban lo que pensaban.

Ana Mesa dijo...

Cierto, Catarata, ir diciendo lo que uno piensa incomoda al marido también PORQUE se incomoda su mamá.

JuanDavidVelez dijo...

Que pesar que la tia estaba de afan, que pesar de verdad.

Vení, ¿si será? puede que sí, no digo que no, pero uno se lleva sorpresas en esta vida, tan bacanas las sorpresas, deberías preguntarle a un man o a varios ¿vos por qué no te casas conmigo? le decis ¿como yo he vivido la vida te da miedo por tu tamaño o tu desempeño o las dos cosas?, le decis que si es así te parece bien y tiene toda la razón en tener miedo, o le decis que vos no tenes problemas con eso. Lo que digo es que que pereza suponer cosas ¿no? nada, preguntar. claro pues que yo no aplico mucho eso, pero no importa, quería decir mi punto de vista.

De verdad, no sé si tenes razón, no sé, porque no sé es que digo que es una suposición, si yo supiera no pensaría que es posible una sorpresa de la vida ahí. Pero puede que vos sí sepas. eh, como es que la tia tenía afan, yo quería saber que opina la tia, sobre todo con lo del tamaño y el desempeño.

JuanDavidVelez dijo...

Que le digan a uno claramente: Vos tenes una cara que te da miedo por tu tamaño y/o tu desempeño. Me imagino que preguntaría que en que se le ve ese miedo. Y que un señor con cara de susto por mal desempeño explique que no, que las apariencias engañan, que si le vieras el desempeño y/o el tamaño. que el problema es otro.

JuanDavidVelez dijo...

O que el señor diga "sí, me dan susto esas dos cosas". Y empiece a explicar por qué y se ponga a explicar todo. "a ver, decime el tamaño aquí con la mano yo veo y te digo de una vez si tu miedo es justificado" también pues las preguntas del desempeño "pero vos que haces".

JuanDavidVelez dijo...

Lo de mirá la hora me acordó de esto:
"No reason to get excited,"
The thief, he kindly spoke
"There are many here among us
Who feel that life is but a joke
But you and I, we've been through that
And this is not our fate
So let us not talk falsely now, the hour is getting late"

(Ana, ¿cierto que en tu blo no se tira mucho inglés?) como yo no sé inglés lo copié de acá, creo que está mala una parte, yo no sé inglés y no sé. All Along The Watchtower

¿el payaso y el ladron seguirian pensando para siempre que la vida no es una broma?

(me da toda la pena poner esa cancion, pero no le hace, que va, como dice pcastano uno no le debe tener miedo al cliche además me acordé de eso ¿uno no tiene que decir de lo que se acuerda siempre si es muy cliche?).

Ana Mesa dijo...

Jajajajjajaja Juan David, yo creo que identificaste correctamente el "core" (aquí tiramos inglés) del asunto. Yo tampoco sé, ahí digo y todo que "tal vez" ese sea un problema. En mi experiencia específica no sustenta nada, es la verdad, porque en general ha habido buen desempeño y/o tamaño, debe ser otra cosa, de pronto tengo mal aliento. Pero no, yo sí creo que a los tipos no les gusta que sus esposas hablen de eso con las amigas y yo creo que la mayoría son prudentes y todo. Pero creo que sentirse evaluados sí no les gusta. Propongamos esa prefunta: ¿a ti te parecería maluco que tu esposa hablara con sus amigas sobre tamaño y desempeño? Me da pena, pero que conste que vos identificaste el core del asunto.

JuanDavidVelez dijo...

Ana, yo soy bien bien regular (¿te acordas de lo del jugo?) y no me da pena, jueputa, ojalá el problema fuera lo que piensan las amigas, no me da pena, ese no es el problema, que las amigas se rian de uno no es un problema "hola, por qué tan risueñas bizcochos" al llegar a la casa y ella reunida. Pero sabes que, reflexioné y te doy la razón un poquito, yo creo que ese sí es un problema. Pero nada, las suposiciones están mal, sigo creyendo.

JuanDavidVelez dijo...

Es decir, te doy la razón en que es un problema, pero el problema no es que le cuenten a las amigas y se rian mucho de cuenta de uno, obvio que maluco, pero no es el core del asunto la contada. Creo.

K. Rios dijo...

Creo que Juan David tiene razón. Me parece que estás haciendo juicios sin tener pruebas. Y además estás mezclando dos argumentos en lo del no: primero, que es porque dices lo que piensas y eres muy imprudente y, segundo, porque le vas a decir al man que tiene problemas de tamaño y desempeño.

Yo conozco señores que se han casado con señoras que hablan mucho. Y sí, debe ser aburrido casarse con un radio. Pero yo no te he visto hablar como radio, Ana. Me parece que ese punto no es claro y deberías ampliarlo.

En relación al segundo punto: ¿es que esos con los que te gustaría haberte casado estaban mal en relación al tamaño y/o desempeño?, ¿ibas a comentar eso frente a las tías?, ¿alguna vez le has dicho a un potencial marido que es mal polvo?

¿o crees más bien que los señores buscan esposas más bien vírgenes o poco activas en la cama?

Deberías hacer una encuesta entre los manes a ver qué dicen.

Ana Mesa dijo...

Sí, no es el core. Y qué pena con vos ponerte a contestar esas cosas. Yo lo que sí creo es que a los manes, en general, no les gustan las viejas muy opinionadas ni muy recorridas. En ese sentido creo que sigue habiendo mucho machismo. Es eso.

JuanDavidVelez dijo...

Nada Ana, vos no me pusiste a comentar nada, yo comenté porque quise. Claro. Lo de la contada tiene que ver pero no es el core, repito. Pero ya sí molesté suficiente.

JuanDavidVelez dijo...

*No me pusiste a contestar nada, yo contesté porque quise.

Ana Mesa dijo...

Kat, sí, pero lo qie estoy afirmando es que hay todavía mucho machismo de ese que preferiría mujeres recatadas y prudentes. ¿Con base en qué digo eso? Pura percepción. De ahí sí estiro y afirmo que eao viene de insegurisades masculinas, que tal vez es un cliché, pero no temí mencionarlo porque también creo, por pura percepción, que el machismo tiene mucho de eso, de inseguridades relacionadas con tamaño y desempeño.

Tanger Soto dijo...

En diferentes reuniones (de viejas que dicen lo que piensan, obvio) hemos concluido que para enfrentar el reto de una mujer que no solo dice lo que piensa, sino que sabe lo que quiere, independientemente de que coincida con el de turno o no, lo primero que se necesita son pantalones, esos my dear friend, no los consigues fácil. De hecho es más fácil encontrar tamaño y desempeño.

Ana Mesa dijo...

Lo de tamaño y desempeño desvió mucho la atención, eso creo que era accesorio para la entrada. Pero sí creo que hay algo en una vieja opinionada que se siente como amenaza.
Kat, no, yo no me he querido casar con ninguno, ni ellos conmigo. En otra entrada sobre esto digo que nunca me han propuesto matrimonio, pero no creo que sea porque tengo mal aliento. Eso también desvió la cosa. Pero tampoco podría decir qué es lo que ha pasado, solo que no ha sucedido.
Juan, puedes comentar todo lo que quieras, que no molesta para nada. Me encantan tus comentarios.

Isabel dijo...

Mmmm Anita las que decimos lo que pensamos a ratos también encontramos marido y uno que admire esta cualidad, sino, yo no estaría casada ... Eso si nos da mas trabajo que a las calladitas (achapadas).

Ana Mesa dijo...

Isabel, sí, uno como Alejo por favor.
Tanger Soto, a mí hay algo en pedir "que tengan pantalones" que me suena a "soy mucha mujer para usted" y eso pues es petulantico, ¿sí o qué? y además pues no es tanta gracia ser como tan irreverente y no haber salido de la adolescencia... A mí me gustaría más como decir que muchas veces son muchos fueros y solo eso, que uno también tiene otros matices y otros lados tal vez más amables... No sé, conciliar.

JuanDavidVelez dijo...

Teso las que no saben lo que quieren, esas más teso ¿no? Por ejemplo la señora del libro mi querido mijael.

*teso en su acepción de complicado de acá de Medellin.

Eh, estoy muy participativo.

Ana Mesa dijo...

Yo entiendo que cuando dicen "las que saben qué quieren" hablan de viejas muy determinadas. Yo por ejemplo nunca he tenido mucha idea de qué quiero. De pronto sea eso por lo que no me he casado. La próxima vez le voy a decir eso a mi tía.

Entre otras, yo no sé para qué pongo comillas sí todos saben que todo lo dije yo.

entrescu dijo...

Hola, Ana. ¿O sea que a una mujer dentro de ese paradigma que a vos no te gusta le gustaría más casarse con un man que hable harto o ahí es indiferente qué tan parlanchín sea el man? Depronto eso no sea una cosa que se sigue directamente de tu teoría, pero se me ocurrió de repente que sí, que a las mujeres sumisas en ese sentido de hablar lo que piensan les parece que lo que necesitan es un mentor de marido. No sé. Para pensar. Mi comentario va más por el lado de lo que no es core. Pero es que el diablo está en los detalles (que disculpen el cliché, pero cuando están dadas las condiciones para usarlos uno no se tiene que sentir mal por usarlos, creo que es importante que la gente vea que los clichés salen de circunstancias que se presentan mucho y que por eso son clichés y que tampoco lo condenen a uno todo el tiempo por usar esas frases. Ya sí muy güevón el que use un cliché sin que tenga relación con las circunstancias, pero eso no es culpa de los clichés, sino de los güevones). El comentario es que depronto lo que les inculcan a esas mujeres no es tanto la prudencia, sino el comentario cortés y correcto. Imaginate una parlanchina pero que no incomode a nadie y sepa lavar los trapos sucios en casa. Depronto va por ahí. No sé bien, porque creo que yo no crecí en ese paradigma de pedir la mano cuando las condiciones están dadas, pero creo que deberíamos evaluar esa posibilidad. Yo veo mucho gallo fino parlanchín celebrando bodas de plata en mi círculo social cercano, debe ser esa evidencia la que me hace dudar. O depronto todo esto se basa en mi incomprensión de lo que tenías el mente al decirle a la tía "más silenciosas" porque más silenciosas que qué, ¿que una verdulera o que una carmelita descalza? Eso hay que precisarlo ahí, depronto no para la comunidad sino para tus adentros. Las tías sí son un visaje. Yo prefiero no hablar con tías, la verdad. Muy sobrador yo, yo sé que eso está mal, pero pierdo ahí en humildad lo que gano en andar más relajadito.

entrescu dijo...

Uy, qué comentario tan largo. Mis disculpas a toda la comunidad.

Ana Mesa dijo...

Jajajajajaja Te amo, Sebastián. Sábelo. Sí, yo creo que tiene que ver con qué tipo de parlanchina es la gente. Mi tía por ejemplo es parlanchina, de comentarios políticamente incorrectos, pero socialmente aceptados. Ahí sí hay una diferencia.

Juan dijo...

Yo, en cambio, pienso que únicamente e posible casarse con alguien que diga lo que piensa. No sé cómo estarán las cosas allá en Manizales o en tu círculo social, pero siento que por acá esa mentalidad machista y aterradora sigue muy metida en la gente.

También me casaría con alguien que, además de decir lo que piensa, lo escriba así de bonito.

Ana Mesa dijo...

Por un momento pensé, Juan, que ibas a decir que estaba mejor la cosa por allá. : ) Y gracias, casémonos pues.

Mónica Palacios dijo...

Como ya he dicho antes en diferentes escenarios, personalmente no me pensaba casar, hasta que conocí a mi esposo, pero tu entrada me hizo recordar que yo tenía unos modelos de soltería que invitaban a ser seguidos, y todos eran tías --no mías, sino de amigos--. Yo sí tengo una tía soltera, pero es del modelo solterona, de las que repiten que prefirieron "vestir santos que desvestir borrachos" (hablando de clichés...). La tía Ligia, de mi amiga Maria Patricia, era (¿es?) una cirujana, más o menos cuarentona cuando la conocí (yo estaba en el colegio), vivía sola en un apartamento divino, se ganaba un platal y todo se lo ponía, recuerdo que en esa época se compró un reloj de 4 millones de pesos, una extravagancia absoluta, y tenía un novio en uno de los hospitales que trabajaba y otro en otra ciudad, creo, o en un pueblo, ese le mandaba flores. La tía Clemencia, de uno que era mi novio, era bibliotecaria, brillante, adoraba a todos sus sobrinos y ellos a ella, no hablaba de un novio sino de un "tinieblo" (en esa época presentaban Hombres en tv y ese apelativo se puso de moda), viajaba mucho y era una conversadora deliciosa. También está la tía (Eu)Genia, de mi amiga Diana, que también es una soltera chévere, pero ella sí tenía un hijo y esa ya es otra categoría. Y también están unas tías italianas de las que hablábamos pero nunca conocí, de mi amiga Chiara, que eran sesentonas, hermanas, vivían juntas, y ninguna se quiso casar, aunque una de ellas sí tenía un novio desde sus 20s, o sea, unos 40 años de novios, o como sea que se llame a esas alturas ese tipo de relación.
Lo que me parecía chévere de todas ellas y por lo que yo quería ser soltera como ellas, es que se veían tan felices y sin arrepentimientos, hablaban del sexo que tenían con soltura, sin meterle sentimientos ni etiquetar la relación ni nada, además tenían buen gusto para todo, para vestirse, para comer, para decorar sus casas. Era un estado de placidez tal que yo no creo que a nadie le pasara por la cabeza la idea de preguntarles jamás, ¿vos por qué no te casás, o por qué no te casaste?, a mí al menos nunca se me ocurrió, porque la respuesta saltaba a la vista.
Esas tías eran mi modelo para copiar y yo siento que tal vez lo habría disfrutado (no que no disfrute también mucho la vida en pareja, sino que esa otra opción, la de la soltería, creo que también se me habría ajustado bien, si no se me hubiera atravesado antes mi marido), pero creo que sí me parecería jarto tener que estarle explicando a mis tías o a mi mamá por qué fue que decidí no casarme.

Para terminar, esa propuesta de Juan estuvo muy bonita.

Mónica Palacios dijo...

Se me fueron un montón de clichés involuntarios en ese comentario, pero no voy a corregir esa chorrada. Ahí perdonarás, y perdonarán.

Ana Mesa dijo...

Me encanta el comentario, Moni. Y yo sí creo que hace mucha falta hablar de esos modelos distintos porque evidentemente muchas personas piensan que uno se queda soltero y se amarga y que esa es la opción que hay y ya está y nada más triste que tener que aclarar que uno no es infeliz, eso me hace muy infeliz. Juan es un bello, de acuerdo.

JuanDavidVelez dijo...

Tremendo el comentario de Monica. Yo creo que a los señores solteros (pues, señores mayores así de la edad mia) les pasa parecido que la tia les pregunta, la gente es muy curiosa y la curiosidad está bien y que las dudas muy bueno pero siempre y cuando no sea la tia (todo bien Ana que yo sé que no criticaste a la tia si no que antes trataste de responderle con respeto por la duda). De lo de los señores, que hagan ellos también su entrada de blo, si o que, no hay que mezclar generos de mamiferos en entradas de blo.

JuanDavidVelez dijo...

La curiosidad enoja cuando uno ve o cree que viene como envuelta en mala intención, tan bacano cuando lo cogen a uno berraco y responde así como respondió Ana, que no digo que estuviera berraca, si no que pues uno responde con seriedad y tranquilo.

Ana Mesa dijo...

Jajajajajaja Sí, a los señores también he oído que les pasa. Una cosa que no hemos abordado aquí, pero que surge muy fácil cuando se habla de señores, es que de una empiezan a decir que debe ser que es marica. A las viejas también nos pasa, pero creo que el prejuicio es más marcado hacia decir "no consiguió con quién". A los manes que porque son gays, a las viejas que porque bigotudas... Algo así.
Y sí, yo no estaba berraca, creo que me cogió fue con la respuesta preparada.

Teóminus Brand dijo...

Me parece muy pertinente ya que estoy llegando a los treinta empezar a participar en estas discusiones tan adultas. Aunque solo voy a preguntar, ¿tu te quieres casar? ¿de blanco y con pajesitos, padrinos y arroz?

monitanerd dijo...

Muy buen post señorita. A mí muchas veces me dijeron que no era "material de esposa" que porque hablaba mucho, que porque decía todo, que porque sabía mucho, por desgualetada, por escandalosa, ... Una vez un señor alemán genial y queridísimo me dijo pacito como contándome algo secreto e importante No estudie tanto que eso espanta a los hombres. Una vez un pelao idiota disque amigo mío me dijo que volviera con el ex porque a quién me iba a conseguir yo tan particular. Mis buenas amigas son casi todas así, como yo. Unas consiguieron marido que las adora ya entradas en edad, otras viven solteras y felices - estilo las tías de Monica - en un modelo que le debíamos enseñar a todos los chiquitos como modelo posible de futuro: sola & happy.

Ana Mesa dijo...

Jajajajjajaja Dani, ese nunca ha sido mi afán. Si pasa bien, si no pasa, bien. Un deseoooo, asííííííí, que yo haya tenido, no ha sido. Y si pasa no me imagino jamás pajecitos y cosas de esas. Yo me imaginaría más fácil en situación de amancebamiento.

Monitanerd, qué risa eso de "usted tan particular". Me hiciste acordar de un man con el que charlé un rato y a mí me parecía que estábamos hablando bueno y al final me dice dizque "tan bueno hablar con gente distinta". Y pues yo sí soy distinta, pero él también.

Teóminus Brand dijo...

Ahora sí un poco más serio. Me parece raro que uses una imagen estereotipada y sonsa de hombre para ejemplificar un machismo que tiene una imagen estereotipada y sonsa de la mujer, ¿no? ¿No estás cayendo un poco en lo mismo que los hombres que le tememos a que nos comparen? ¿No te estás comparando con esas mujeres sonsas que no hablan como si pertenecieran a dos grupos muy definidos de personas?
Nunca me he puesto a pensar en qué tipo de recatos quiero que tenga mi esposa, aunque sí tuviera alguna vez inseguridades respecto a mi desempeño y tamaño. Debe ser que soy muy rolo y tengo una mamá muy rara.

Ana Mesa dijo...

No, Dani, no te entiendo la primera parte.

Teóminus Brand dijo...

Lo que quiero decir es que esos señores que así sean chéveres, prefieren mujeres discretas y calladas que no minen su autoestima sexual son el equivalente masculino de esas mujeres a las que no quieres parecerte. Yo no voy a negarte que uno sí se pregunta muchas veces que qué tan buen polvo será, pero esa inseguridad no es la clave para definir qué clase de mujer quiero como compañera de vida. (Supongo que lo de las inseguridades sobre tamaño y desempeño era un ejemplo de las muchísimas cosas que pueden incomodar a ese "señor tradicional" sobre una mujer "distinta", yo aquí lo sigo usando como ejemplo.)
A lo que me refiero es que tu respuesta cae un poco en el "todos son iguales (unas huevas)" y yo soy distinta y por eso no me quieren de esposa. Los hombres también tenemos matices, y creo que no todos preferimos al mismo tipo de mujer recatada y prudente. (Mirá que la prudencia sí me parece una cosa muy importante, no tanto para conseguir esposa pero sí en la vida en general, eso no viene al caso pero digo). En resumen, estás convirtiendo a todos los hombres en un tipo de hombre mientras afirmas que no eres como las mujeres que consiguen esposo porque esa gran masa heterogénea de testosterona las prefiere porque saben comportarse. Creo.

Ana Mesa dijo...

Ya creo que te entendí. Sí, estoy diciendo que el machismo es en hombres y en mujeres, claro. Y que a mí me ha parecido difícil encajar ahí. Y claro, generalizo, pero es que el machismo está bastante generalizado, ¿no?
Supones bien, lo de tamaño y desesmpaño era un ejemplo de muchas cosas, a veces es simplemente que no les gusta que los contradigan o que se les burlen, ni siquiera con cariño.
Y sí, sí afirmo y me sostengo que no encajar del todo en la sociedad dificulta terminar de encajar... Es decir, casarse. Por otro lado, tú pregunta inicial es muy pertinente, sobre todo es que no he querido, porque de haberlo querido tal vez sí me hubiera casado, es decir, si esa hubiera sido una prioridad.
Estoy de acuerdo, la prudencia es importante. Y para contestarle a Kat eso, que no lo hice, yo no le hubiera dicho a mis tías nada sobre el desempeño denadie, pero una vez hice un comentario general y cantaron los grillos, con eso basta para incomodar.
Por supuesto, hay particularidades y hombres que están menos identificados con el machismo, que como es un asunto cultural es muy difícil de escapar, pero son pocos y ya tienen novia, como sumercé. ; )

JuanDavidVelez dijo...

Que cansoniadera la mia: gente que se salga del molde de verdad hay muy poquita, hombres y mujeres. y sí hay moldes, claro. Y aunque son poquitos los que se salen del molde tanto hombres como mujeres, son más las mujeres que los hombres. Somos unos borregos casi todos, no sé si eso está bien o mal o si importa o no, pero es mi conclusión. #soymuycanson.

Seguro estoy equivocado pero eso creo.

JuanDavidVelez dijo...

Una profesora del colegio donde trabajó mi mamá toda la vida tuvo un hijo y se casó con un alumno de bachillerato. Yo le pregunté a mi mamá que que pasó, que que decían (soy un borrego). Mi mamá me dijo así: ella era tan culta, tan educada, tan fuerte, que nadie dijo nada, nadie. ¿no le preguntarían porque les explicaba con textos complicados y que pereza? no creo que se refiriera a esa educación ni a esa cultura. Digo lo que dijo mi mamá para contar el chisme completo. Creo que el chisme tiene ya 20 años o más. El amor no les duró casi. #fin

Ana Mesa dijo...

Yo tampoco sé si tienes razón, pero amo ese comentario. Ve que en estos días entrevisté a una señora que me dijo que si son las mujeres las que educan a los hijos, o si su influencia es mayor, el machismo es muy su responsabilidad. Y yo aquí educando a nadie. :P

Este era un post sobre el machismo. Tenía pendiente este tema hace mucho rato y me daba mucho trabajo porque este tema me parece muy difícil. Gracias, de verdad, a todos por ayudarme a elaborar.

No es que esté concluyendo y como quien dice "no más comentarios", no, pero ya quería decir eso.

Ana Mesa dijo...

Yo quiero ser así, que me respeten mucho y que no me pregunten más bobadas.

JuanDavidVelez dijo...

Ana, listo, es machismo. Supongamos una entrada de blog de un man "ah, es que tengo el miembro muy pequeño y a las mujeres no les gusta hacer el amor conmigo casi y tampoco se casan conmigo" ¿cual es el equivalente a machismo ahí? pues, la critica del man ¿al hedonismo de la sociedad? Yo sé que no importa y sé que esta entrada tiene un tema y no pretende hablar de todo (sobre todo sé, lo vine a entender hace un minuto), pero no importa, ese es mi penultimo comentario y ya.

JuanDavidVelez dijo...

Yo sé que son cosas completamente distintas, completamente, solo quería saber que "ismo" era ese de l a problematica del miembro pequeño. Juro que era eso. Listo, ya. Y no es por desestimar los ismos, los ismos existen y tienen su importancia. Es solo una duda de que ismo es ese, por poner cualquier otro ejemplo.

Ana Mesa dijo...

Jajajajajaja Yo creo que esa sería una entrada sobre sexualidad. Qué pena que no sea sobre un ismo, pero es que tratado así ese asunto es "yo y mi sexualidad". Sería muy rara una entrada sobre eso. Apuesto que no hay.

Teóminus Brand dijo...

Puedes poner lo de la sexualidad dentro de una entrada de moldes. A mí me gustaría entender más lo del molde que dice Juan David, y quién es la gente que se sale de ahí. Es que estoy llegando a una conclusión que no me gusta y es que la gente que rompe el molde es la que no le da pena nada. Y uno ahí, penando porque le toca presentarse y saludar, o porque se dio cuenta tarde de que lleva media hora cantando duro en el bus y la gente lo está mirando. Puede que eso no tenga nada que ver, pero o he visto que cada vez que dicen que alguien se sale del molde es uno de esos personajes que parece que el oso les importa muy poquito.

Ana Mesa dijo...

Pues yo sí he cantado en busetas y casi no me da oso nada, pero tampoco voy por la vida haciendo pasar vergüenzas a nadie, creo... No sé, de pronto mi hermanita sufre un poquito conmigo y mi mamá. Mi papá si ni cinco. Yo no sé si yo rompí el molde o solo lo fracturé, tampoco sé. Pero creo que esas no son las únicas formas de romper el molde, hay gente discreta que lo ha roto, de pronto sin hacer tanta bulla como uno que es tan exagerado.

Mónica Palacios dijo...

Yo entiendo lo de los moldes y estoy de acuerdo con Juan David y con Ana, sí los hay, pero creo que el molde de las mujeres cambió más rápido que el de los hombres, que se quedó en un modelo más clásico (esa teoría es de Silvia Córdoba, no mía, pero yo adhiero) y por eso sospecho --no sé si alguien ya le haya tirado estadística al asunto-- hay más desemparejados en esta época que en otras anteriores, y creo además que es de esa disparidad de donde se han inventado "conceptos" como el del "neosolterismo" y vainas de esas.
Ahora, pensando en el modelo de soltería masculino que proponía Juan David antes, tengo que confesar que me aterró encontrarme con la goda que me habita en lo profundo, porque solo pude pensar en dos solteros que conozco y en ambos casos no pude evitar concluir que se trata de maricas de closet que no se han dado cuenta. Uno es un compañero de la universidad que no me extraña que no encuentre par en el mundo -masculino o femenino- porque es un tipo difícil, arrogante, sobrador y grosero (notarán que no me cae muy bien). El otro es un compañero de universidad de mi esposo, y ese sí me cuesta más buscarle motivos para su soltería porque es inteligente, buena gente, buen conversador, chistoso y para rematar, guapo. El primero es un tipo amargado, pero desde siempre, no creo que sea por su soltería, el segundo es un tipo que se ve feliz, pero si uno le pregunta, sí afirma que le gustaría encontrar un amor estable, pero que no la ha conocido.
En fin, me da como rabiecita conmigo tener esa forma de pensar tan goda, pero no puedo evitarlo.

Ana Mesa dijo...

Bueno, me puedes presentar el segundo si salimos de dudas frente a sus gustos y preferencias. Puede ser que sí sean gays, es que de eso, personas en el clóset, todavía hay muchas, suficientes como para que esos dos casos lo sean. Puede que no, pero yo lo que quiero decir es que eso no me parece que te haga goda.

Yo conozco pocos casos de soltería avanzada en hombres... Eso fue otra cosa que le dije a mi tía ese día, que yo ya voy a cumplir 40 años y que qué queda, o qué... Los de 30, que me parecen divinos, no son como para casarme con ellos porque pues, siempre les llevo 10 años y esta historia ya me pasó. Y los de mi edad están casi todos casados. Toca esperar un buen segundazo.
Y la cosa principal pues es que como le dije a Dani, no tengo mucho afán, y con afán no se soluciona la cosa tampoco.

JuanDavidVelez dijo...

Pues sí, yo sí creo que tiene que ver con la pena, tiene que ver con muchas más cosas que la pena pero sí tiene que ver. Me refería a que creo que existe presion social al momento de escoger la persona para casarse, aunque en realidad la presión se la hace es uno mismo y no los demás, los demás estamos escribiendo en blogs y no pensando en si la persona con la que se va a casar alguien está bien, uno si gasta unos minuticos a eso, pero no mucho. Y mi afirmación es que la mayoría de las personas cedemos a esa presión al escoger (que creo que es una presion más de uno que de los demás) . Mejor dicho, que la mayoría de las personas, incluyendo mucha gente que se cree muy segura descarta personas que quiere porque cree que son inadecuadas. Es que yo le he visto hacer esa gracia a personas que me parecen muy tesas, por eso me atrevo a decir que es bien general. Es mi conclusión pero seguro es mentiras. Gente de la que yo digo que se sale del molde: una medica que trabajaba en un hospital que yo trabajé, ella se casó con el digitador de las facturas del hospital. Soy pura superficialidad.
Mejor dicho, que estoy de acuerdo con la entrada de Ana, pues, con el fondo del asunto, lo del tamaño y el desempeño.

Ana Mesa dijo...

Este sí es el core del asunto Juan David: "Mejor dicho, que la mayoría de las personas, incluyendo mucha gente que se cree muy segura descarta personas que quiere porque cree que son inadecuadas", y la palabra "inadecuada" es de gran sensibilidad para esta entrada. Gracias.

Ángela Cuartas dijo...

Eso último que dijo Juan David me recordó que hay personas que dicen, como sin querer queriendo, que ellos "seleccionan a sus amistades". Cosas que uno oye y lee por ahí. Ya la palabra amistades es chistosa, pero bueno, lo que me causa curiosidad es la seleccionada. Gran parte de este mundo funciona así, yo quisiera poder relacionarme solo desde las tripas o el corazón, pero en el mundo la gente "selecciona" gente, como si se tratara de peras, limones o apartamentos. No es ningún aporte al core, es simplemente una queja desde las tripas de una ilusa.

Ana Mesa dijo...

Y las tripas también seleccionan, pero con nobleza, quiero creer, porque yo soy otra ilusa, creo. Esta entrada de Sebas (entrescu) es pertinente: http://entrescu.wordpress.com/2013/12/29/love-street/

Ángela Cuartas dijo...

Es que me parece triste que las relaciones que le dan o daban un respiro a uno, un respiro de las apariencias e hipocresía, de la competencia que implica el mundo, se vuelvan también eso: un proceso de selección y un juego de apariencias. Es triste y (más) desolador. Y no es que uno no (se) diga mentiras ni que nunca se descubra mirando con ese ojo corporativo ridículo a personas que se encuentra por ahí desprevenidamente, sino que si va uno a hacer la tarea juicioso, pues prefiero esperar relaciones más verdaderas, así duelan mucho y muestren lo dura y bella que esta vida puede ser. Prefiero eso, los amigos y amores que uno "reconoce", como dicen por ahí, que los que uno "escoge". Normalmente los primeros se sienten mucho, duelen y hacen crecer, los segundos lo mantienen a uno como en un estado de "higiene" e inercia espiritual extrema que me da mucho miedo y pereza.

Ángela Cuartas dijo...

Las tripas seleccionan, sí, contundentemente. Creo que por eso es que prefiero esa selección, porque en mi caso es más firme, ineludible. #fin.

Ana Mesa dijo...

Mi blog también selecciona. O filtra. Es decir, ustedes.

Mónica Palacios dijo...

Ángela, le iba a poner corazoncito, o like o alguna vaina a tu comentario de las 7:33, pero como no encontré nada, aquí va: me gustó lo que escribiste, tanto contenido como forma. Ya.

Ángela Cuartas dijo...

Mónica, qué chistoso, yo también he buscado la estrellita o el corazoncito para favear comentarios y entradas en blogs. Yo habría faveado el comentario de "hola, por qué tan risueñas bizcochos".

Ana Mesa dijo...

Jajajaja Vean que hoy puse en tw que después del comentario 40 en un blog uno ya se siente como conversando en barcito de centro y aquí ya llegamos a la borrachera del amor por los amigos.

Diana Like.no.other dijo...

Me encantó esta entrada. No sé si será un asunto cultural, creería yo que sí, pero la mayoría prefiere mentiras amables antes que verdades incómodas. Unos son muy sensibles y no la toleran, otros no están acostumbrados, a otros les parece que está mal. Yo tampoco tengo filtro cerebro-boca. A mí me parece una virtud así muchos se empeñen en decir que no lo es.