jueves, 13 de mayo de 2010

En el taxi

Generalmente me parece que los taxistas manejan bien, yo no les tengo esa bronca que les tiene la mayoría.  Para mi "bien" está muy relacionado con rapidito que los taxistas generalmente lo son, pero como toda regla tiene su excepción, ayer me tocó taxista runcho...

Y yo sé que los runchos también tienen derechos y entiendo que no tienen otra manera de aprender a manejar bien más que saliendo a la calle a hacer runchadas, pero ir de pasajero del runcho siempre es desesperantico...

Las manos a las diez y diez, no importa que el ángulo de la curva vaya por los 45 grados.  En ese momento, pero no antes, hace con el timón el mismo movimiento que se necesita para armar arepas y así logramos dar las curvas necesarias por la avenida que conduce hasta mi oficina.

Frenar no es elegante.  Frenar es un abrupto.  Arrancar en segunda en la falda que necesita primera.  El señor recibió el pase ayer y yo soy su primer cliente.  Tengo que tener paciencia, porque además qué otra cosa podría hacer... no le tengo la confianza que se necesita para intervenir y para él soy una aparecida; que tal que me diera por darle indicaciones... no, yo tan metida e impertinente no soy.  Me controlo, solo pido que no nos choquemos, aunque es improbable, los que van a ese paso generalmente no se chocan porque primero, son fácilmente detectables, lo que hace sencillo esquivarlos y segundo, esa cautela exagerada rinde sus frutos... los runchos se chocan contra la columna, contra un carro parqueado, contra el barranco, pero muy poco contra un carro en movimiento... si eso sucede es el choque de dos runchos.

Esta lloviendo cuando llegamos a la estación del ferrocarril que es donde queda mi oficina:

-  ¿Aquí nos dejan entrar?
- Sí
- Ah claro, trae carné
- Pues no, se me quedó, pero aquí me conocen

El señor se revienta de la risa y yo no sé qué chiste hice...

No solo es runcho... me río con él.  Es simpático.  No quiero que se vaya a sentir mal.

8 comentarios:

alvaron dijo...

Su merced me podría hacer el favor de desasnarme y contarme que es un "runcho"?
Según la RAE es parecido a una zarigueya. Todavía no he visto a una zarigueya manejando taxi...

Ana dijo...

jajajajajaj... no, qué pesar de las zarigüeyas que me parecen lindas!

Un runcho es una persona que sabe manejar carro, pero muy regular... es una especie muy común... también les dicen buñuelos... cuál será el término de Medellín Antioquia para eso?

alvaron dijo...

buñuelo es la expresión medellinita para esta persona, lo de runcho parecería ser un manizaleñismo o caldaseliñismo

El Gordo dijo...

Entiendo tu problema... Aunque definitivamente es peor un runcho en Manizales que un runcho en Bogotá. Aquí lo peor es que le mientan la madre a uno, como si uno fuera el que va manejando, pero no se preocupa porque el runcho arranque en segunda en una falda... Aquí no hay de eso...

Ana dijo...

En Bogotá el runcho lo madrea a uno???? vea pues! lo que es ser desvergonzado!

ilive dijo...

bueno pues todos fuimos runchos alguna vez...pero lo peor si es ver al runcho delante de uno en alguna de las faldas y uno con un susto que se le devuelva el carro y no alcance a frenar o usar el consabido freno de mano!

Camilo Jiménez dijo...

Bogotá está llena de conductores así. Y asá. Los que no se creen Montoyas, son buñuelos. Pocos hay normalitos. Lo mejor es que no se sienten amigos de uno de toda la vida, como tantos en Medellín, que son desesperantes cuando uno quiere ir tranquilo, sin conversar.

A mí me gusta el término "buñuelo", pero cuando viví en Medellín se usaba mucho también el "bisoño", que también tiene su gracia.

Ana dijo...

Sí Ilive, los runchos tienen derechos!

Camilo, acá en Manizales hay un almacén de bicicletas que se llama bisoño... hmmmm... por culpa del dueño del local que tiene ese apodo y que no sé si será buñuelo o runcho o ninguna de las anteriores... pero da como sustico salir de ahí al volante de cualquier cosa con ruedas...