sábado, 29 de mayo de 2010

La importancia de nadie y de nada

Iba a nacer pero mejor no y ahora nos hace inmensa falta aquel que llenaría ese espacio suyo que ahora nadie llena y que es tan imprescindible llenar.

Y si ese que llenaría ese espacio suyo tan necesario, iba a nacer pero mejor no... y si alguien dijo venir a llenar su espacio y como es evidente de acuerdo con la falta que no sentimos pero que sabemos que hace aquel que no nació, no lo logró, será que no valía tanto la pena llenar su espacio, que no es tan imprescindible que nazca ese que lo haría y que no nació, porque mirándolo bien qué importancia tiene hacer una labor que no se ha logrado hasta ahora porque no nació el que lo iba a hacer y el que dijo venir a eso no lo logró.

Nadie ni nada hace falta... ni siquiera el que no nació y lo que no hizo.  Y si no me creen, vean cómo estamos de bien sin él.



4 comentarios:

alvaron dijo...

A partir del próximo 7 de Agosto, no?

Ana dijo...

Lo dices por mi cumpleaños o por las elecciones? ; )

El Gordo dijo...

Tal vez algo igualmente peor es los que nacen, crecen y se corrompen en el proceso. Porque terminan haciendo, cuando ese es el problema.

Ana dijo...

Sí Gordo... habrá unos que mejor sobraban, pero tal vez no...