martes, 20 de septiembre de 2011

Mi manual de estilo en Twitter

Esta entrada corre el riesgo de sonar muy pedante y no se trata de eso... se trata de que todos tenemos algunas políticas de publicación en twitter que son absolutamente individuales y, en los casos que conozco, tácitas, aunque creo que ahí están y que todos tenemos algunas.  No es que uno se crea con alguna verdad revelada sobre qué cosas debe decir y sobre qué cosas es mejor no hablar, pero la fuerza del uso empieza a darle claridad a uno sobre los temas de los que habla o no habla, sobre las discusiones en las que participa o en las que no le interesa participar, en fin, uno tiene un filtro entre la cabeza y la boca o en este caso, entre la cabeza y los dedos... Estas son mis políticas, las mismas que irrespeto con frecuencia:

  • Procuro no hablar de temas en coyuntura y no hablar de nada que no conozca.
  • Procuro no burlarme de nadie gratuitamente.  Hay que hacer la excepción de las personas que son cercanas a uno y con quienes el tono de la relación es ese.
  • No hago tuits indirectazos, ni a quién correspondan, ni el que entendió entendió.  A no ser que no sean indirectazos y esté segura de que esa persona está esperando ese tuit, pero incluso así, me dan mucha pereza.
  • Procuro no entender los tuits indirectazos, aunque uno casi siempre los entiende.
  • Procuro no generalizar.
  • No respondo agresiones.  He recibido muy poquitas, pero tengo muy claro que una persona que lo agrede a uno por twitter lo que está buscando es que entre más bravo el toro, mejor la corrida.
  • Procuro contestar todas las menciones... cortesía básica. Igual con los DM's.
  • Procuro no atacar a ninguna persona o grupo de personas con mis tuits.
  • Procuro no coquetear en el TL o no hacerlo muy evidente.
  • Uso twitter como chat, aunque a tanta gente le moleste, a mí me gusta conversar.
  • No contesto coqueteos agresivos.
  • No doy consejos en el TL, ni me gusta que me los den si no los he pedido y no los voy a pedir.
  • No sigo gente agresiva.
  • No sigo gente radicalizada políticamente.
  • No sigo homofóbicos, ni racistas, ni católicos recalcitrantes, ni personas intolerantes con la diversidad.
  • No sigo celebridades a no ser que digan de verdad cosas que me parezcan a mí interesantes. Y a Alejandro Sanz porque mi hermana lo ama y estamos esperando que la salude.
  • No hablo de fisiología en twitter: ni que tengo que ir al baño, o que estoy tuiteando desde allá, o que tengo PSM... nada de eso, no me gusta.
  • Tampoco hago tuits con contenido sexual explícito, yo la mojigata. Me parecen super necesitados.
  • Procuro no sonar lambona ni condescendiente ni empalagosa.
  • No especulo, no hago tuits inventándome la muerte de nadie ni cosas por el estilo.
  • Esto va a sonar muy obvio, pero procuro ser honesta y no posar de nada.  Pero todos posamos de algo, es inevitable.  Tal vez yo procure posar de honesta.
  • Sé que no lo logro, pero procuro no ser agobiante... en serio.  En la bio debería poner que soy como Susanita y que tengo una incapacidad para incomunicarme.
  • No hago correcciones ortográficas en el TL de twitter. Hay muchos ya con esa labor.
  • No insulto a nadie por twitter.
  • Procuro ser clara con el lenguaje, para que no haya confusiones o malentendidos con el tono de los tuits.
  • Me gusta hablar con gente tranquila que no se tome muy en serio lo que uno está diciendo, que pueda entender que, sobre todo, me gusta estar ahí para pasar ratos entretenidos, con gente entretenida.  He dado con gente muy bacana.
  • Procuro no hablar sentando cátedra, en twitter hay un montón de gente y especialistas serios en todas las áreas.  Procuro hablar desde el respeto al conocimiento y a la ignorancia de los demás.
  • Procuro hablar partiendo de la base de que son muchas las cosas que ignoro, me parece una cautela necesaria.
  • Procuro no criticar a mi familia o a mis amigos en twitter.
  • Procuro no hablar de asuntos laborales serios.  Nada que pueda ocasionar que se me acabe la "contrata".
  • Procuro no personalizar los tuits ni hablar de nadie en concreto cuando voy a criticar algo.
  • Igual, cuando voy a hacer una crítica siempre pienso que yo también soy como las actitudes que critico.  Me mata pues la altura moral que no tengo, pero en serio, procuro hacer eso.
  • Procuro no darle importancia a twitter, pero evidentemente esta entrada demuestra que se la doy.
  • Y a veces hago todo lo contrario... 
Comparando a twitter con la vía pública, paso mis tuits por el siguiente filtro: ¿yo diría eso delante de cualquier desconocido en la calle?
A veces contesto que sí y no los pongo.
Y a veces contesto que no y los pongo.
Pero a veces sí le hago caso al filtro.
Que quede claro que diciendo lo que he dicho, no me comprometo a nada y todo lo contrario.

Desde hace mucho rato no me salen entradas como las que a mí me gusta hacer y creo que es porque este tema (del que me cuesta mucho hablar) me ha estado rondando desde cuando abrí twitter, como tratando de entender su dinámica, que no me parece tan sencilla, porque es la misma dinámica de las relaciones personales que es compleja.  Esta entrada es necesaria para salir del tema y ver si así puedo seguir hablando de cosas que me gusten más.

Para las personas que no tienen twitter, es decir, para mis papás:
Tuit: mensaje de 140 caracteres.
TL: Time Line, donde aparecen todos los tuits de todos.
DM: Mensaje directo entre dos personas solamente.

20 comentarios:

Lalu dijo...

Muy bacana la entrada. Todo lo que decís ahí es muy razonable y yo no cumplo ni con la mitad.

A mí me gusta lanzar afirmaciones al vacío, muchas veces inclusive sobre temas que no sé, pa ver quién me sigue la conversación. También me gusta hablar de hormonas y criticar a algunos de mis amigos (sin identificarlos) o a mi mamá de vez en cuando. Leyendo mi TL me siento un poquito mala persona muchas veces, pero de pronto no está mal sentirse así.

Lalu dijo...

Ah, y tus entradas siempre son chéveres, así no sean las que te gusta hacer ¿Cómo son las que sí te gusta hacer?

Ana dijo...

No, pues es que yo tampoco cumplo con esas cosas... son las cosas que procuro, pero uno siempre la caga.
Lo último que quiero con la entrada es que suene a recomendaciones que nadie me ha pedido, son solo mis filtros que a veces no funcionan.
Gracias ole, no sé cuáles son las entradas que sí me gustan, pero esta no. Definitivamente. Tal vez las entradas que me gustan son las que siendo íntimas mías no nacen tanto de mis emociones... y de eso casi nada me sale. : )

maggie mae dijo...

Yo también procuro. No me sale muy bien. Hay algo que si no soporto y es hablar de funciones corporales, tampoco de lo que me como o cosas de la vida diaria.
De las cosas que pusiste hay algo que definitivamente no hago: coquetear. Coquetear ahí es feo. Se las lee muy desesperadas.

Ana dijo...

Jajajajajaja soy capaz de oírte decir "se las lee muy desesperadas" arrugando la boca y la nariz. Y ¿cuáles cosas de la vida diaria? yo no hablo sino de eso jajajajajajajajaja, "plumas en el nido" pues es de lo más cotidiano que hay.

Lemon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lizeth dijo...

Ve, te faltó decir que eres muy moderada celebrando las listas y que sólo te excedes cuando te juntan con la chusma :P.

Yo creo que si hiciera el ejercicio de hacer mi propio "manual de estilo" me abrumaría profundamente. Supongo que el ser aleatorio con esas cosas también es un refugio.

Ana dijo...

Jajajajajaja sí, pero voy a hacer una fiesta de tres días porque me comentaste el blog!
Estoy de acuerdo con la última línea de tu comentario, totalmente.

Lizeth dijo...

¡Y hasta me suscribí al club de amiguitos del blog!

Espero me invites a la fiesta y llamés a lista y todo.

[Nota curiosa: la captcha para este comentario es "esprespa"; leí "escrespa" y pensé que debería redactar mi propio manual de estilo para peli-lisas].

Ana dijo...

Jajajaja ese debe obligar el coqueteo, seguramente.
Y bienvenida, muy. : )

Mónica Palacios dijo...

Adhiero.
Como en un 98,7%, pero adhiero.

Mónica Palacios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana dijo...

¡Por ese 1.3% no vamos a pelear! : )

Adriana Villegas Botero dijo...

jajajajajajaja como así que procuro no coquetear en Twitter...
Cuando empecé a leer pensé: esta entrada la voy a comentar (por lo de los indirectazos... y las burlas a los muy cercanos) pero no aguanté hasta el final. Eso de no coquetear merece que suspenda la lectura, te escriba que ese postulado viniendo de ti me da mucha risa y ahora sí seguiré leyendo tu manual.

Adriana Villegas Botero dijo...

Terminé... lo de chatear lo comparto. Sé que Twitter no es para chatear pero a mi me gusta. Me encanta esta entrada... me gusta mucho leerte. Que dicha que escribes y nos compartes lo que piensas... En fin, que bueno que tienes este blog. Picos!!!

Adriana Villegas Botero dijo...

A mi propio manual yo le agregaría:
1) Casi nunca doy followback. Esto no es sígueme que yo te seguiré.

2) Dependiendo de quien dé el FF, comienzo a seguir ilustres desconocidos bien recomendados.

3) Prefiero mil veces seguir periodistas que medios.

4) Sigo a escritores esperando que:
- Digan algo interesante
- Me sigan
- Me conversen (como tu hermana con Alejandro Sánz)

Y al igual que tú, jamás hablo del trabajo en mi cuenta personal. Si algo del trabajo me parece que merece ser compartido lo retwitteo desde la cuenta oficial.

Chao

Ana dijo...

Linda, Adri... No sé bien qué es lo que dices con lo del coqueteo si yo soy muy seria. ; ) Pero en serio, hablando del coqueteo: ¿para que sea agradable y no empalagoso no tiene que ser un poquito discreto? Yo pues regalaaaaaaada no soy. Jajajaja...
Y gracias por lo demás, qué bueno que tú vienes por aquí a leer! Picos para ti.

Ana dijo...

Ah, otros puntos muy interesantes, Adri:
1. Lo comparto.
2. Sí, el FF se ha vuelto una manera de decir "me caes bien" y no una manera de hacer recomendaciones de tuiteros, entonces uno se fija... yo los doy por todos los motivos, porque sí y porque no, así que no soy fuente de recomendación rigurosa.
3. Totalmente de acuerdo, a los medios les hice lista aparte y no los sigo directamente.
4. Sin comentarios. ; )
Lo del trabajo para ti sí que es cierto dado pues que es con el señor Estado que tantas piedras me saca últimamente.

LaCaballero dijo...

Básico y es de lo que menos se ve: que contesten mentions y dms. Por favor y muchas gracias, a menos que sean insultos, que ésos sí para qué responder.

Creo que he resbalado en casi todo, pero procuro.

Jenny Giraldo García dijo...

Yo siempre pienso: ¿Podría decir esto sin temor a que me escuchen? Para mí, como que uno debería ser medianamente coherente entre su vida 'real' y su cuenta de Twitter; además, por ser profesora, varios ojitos me miran por allí todo el tiempo. Pero, como decís vos, no siempre lo cumplo. Un saludo, Ana. Muy chévere tu blog.