miércoles, 4 de julio de 2012

La Partícula de Dios

R: Encontré una partícula diminuta, John, que comprobaría la existencia del Bosón de Higgs.
J: Muéstrame, Roger.
R: Mírala, ¡es fantástica!.
J: Tienes razón, qué gran descubrimiento, tenemos que contarlo a todos.
R: Sí, pero cómo se los contamos, recuerda que esto necesita de las palabras precisas.
J: Hmmm... Las palabras precisas serían: La Partícula del Origen de la Masa.
R: Muy frío, no me gusta. No transmite nada, no hay experiencia de marca.
J: Tiene que ser un nombre que exprese la importancia, la grandeza de este descubrimiento.  El descubrimiento que da origen a todo lo que conocemos.
...
J y R: ¡La Partícula de Dios!
J: Listo, Roger, ahora sí estamos listos. Escribamos el comunicado y pidamos una cita en el Vaticano.

3 comentarios:

JNR dijo...

Al parecer el nombre es por culpa de un editor. http://www.publico.es/ciencias/439188/el-boson-de-higgs-la-particula-de-dios-en-9-claves

Ana dijo...

Gracias. Siquiera no fueron los científicos, porque qué desatino. En tw contó @salentoq que Lederman anda todo arrepentido por haber permitido eso.

MarketLink dijo...

Es correcto, bueno ahí en el link ya está aclarado lo del nombre. Lo interesante de esta partícula es que nació de la desesperación de no saber la diferencia de las masas de las partículas elementales. ¿Por qué es importante? Pues la masa es el ingrediente importante para poder explicar el Universo. Queda completo el Modelo Estándar de la Física de Partícula.

Pero sigue habiendo un problema, la famosa "singuralidad" de los hoyos negros, donde la gravedad se vuelve infinita y el tiempo se detiene, peor aun cuando se combina a Einstein con la mecánica cuántica porque resulta una ¡sucesión infinita de infinitos! Totalmente sin sentido... entonces aparece la Teoría de Cuerdas, pero esa es otra historia.

Ups! Una disculpa, pero tenía que desahogarme jeje.