martes, 2 de marzo de 2010

El lago de los cisnes... Versión kinder Santa Inés 1980


(a riesgo de que este blog se vuelva la explicación de todos mis rayones...)

Yo creo que aprendí a cantar primero que a hablar... No es que lo hiciera bien, no exageremos, ni digamos cosas que después me causen reclamos de los que me conocen desde chiquita, pero afinadita sí era.  Si algún talento era evidente era ese, afinadita y musical.  Era capaz de seguir un ritmo y cantaba, aunque toda ronca (todavía), afinadito.

Por eso casi me muero de la emoción cuando en kinder me llamaron para hacer audición para el coro de Noel Salazar.  Fui muerta de miedo, con todas mis seguridades vueltas un mar de dudas: ¿qué tal que todo lo que me han dicho en la casa sea porque me quieren mucho? ¿qué tal que yo no cante nada?  Era la primera vez que me juzgaba alguien que no tenía por qué quererme.  Es decir, ese era un juicio objetivo, a mis tiernos 6 añitos.

Noel, que era muy querido, y que en esa oportunidad se portó extrañamente serio conmigo, me hizo 2 o 3 pruebas de aptitud.  La la la la la la la la la, canta una canción, canta esta nota. Pasé al coro.  Pero Adela Sierra, que era quien manejaba el "ballet" del colegio, llegó a decir que no, que a mi me "necesitaban" en esa agrupación, porque íbamos a bailar El Lago de los Cisnes.  Pues me sacaron del coro sin preguntarme si eso quería y me metieron al ballet.  Yo la verdad no me quejé ni nada, porque ese carácter apacible y manso que tenía (he mejorado), y la absoluta desinformación acerca de la dinámica del colegio, me hicieron suponer que ese era mi sino, el ballet.

Años después viendo las fotos de las consecuencias de esa decisión arbitraria de Adela y Noel, no puedo dejar de pensar que alguien debió intervenir.  Porque en esa reconocida compañía de ballet, a mi no me "necesitaban" para el papel de Odette, ni de una de sus cisnes amigas... no... en la versión del kinder de 1980, a mi me necesitaban para el papel estelar de marrano de la última fila.






30 comentarios:

Fer dijo...

no sé si reir o guardar silencio

Ana María Mesa Villegas dijo...

ríete! calladita ; )

LIMACOPU dijo...

Estoy segura que el marranito fue la sensación en su momento ;)

luisa dijo...

No me extraña nada de ese colegio.Lo único bueno que me dejó fueron 3 o 4 amigas. Monjas arbitrarias, broncas gratuitas, pinches innecesarios.jajaj pero me encanta tu escrito! marranito! tenias que a ver sido de familia super divinamente, mamá de club manizales y papá del campestre...así tal vez te hubieran puesto de protagonista jajajaja

Ana María Mesa Villegas dijo...

Pero ella deberían haber tenido más claro que yo, que soy Lopez de Mesa y Villegas! ; )
Y sobretodo yo no quería ser Odette, ni cisne, ni marranito sensación, ni nada de eso, yo quería cantar!

Liz dijo...

jajajaja... muy divertido.

Yo si estuve en el coro de Noel Salazar en Los Angeles... "EL CORNO TIENE VOZ DE METAL..." entre otras

alvaron dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
alvaron dijo...

Está bueno eso de recibir lecciones de humildad desde la infancia.
Parecería que fue una sabia decisión de los profesores involucrados en este hecho bochornoso, pero parece que no midieron los efectos que podría traer en la autoestima de la pequeña Ana María.

Ana María Mesa Villegas dijo...

Forjándole a uno el carácter! Sí señor :'(

Anónimo dijo...

Un destello tierno?! Un resplandor de lo que dejas ver en esta versión...

Y yo como siempre, dejándome encandilar !

Yo

Lore Gómez dijo...

jajajaj yo si no he parado de reirme de la historia y más de la foto jajajajajaaja, eso que te faltó la foto más chévere jajajajaja. Muy hermosa Ani =)

Ana María Mesa Villegas dijo...

Cuál Lore???????? ahí están las 4 fotos que tengo...

Liz, cómo así que El Corno tiene voz de metal.

A raíz de este escrito ya me han dicho dos amigas (de las que no diré su nombre) que Adela Sierra:
1. no la dejó entrar al ballet cuando tenía 11 años porque "no tenía porte" :S

2. No la ponía a bailar adelante por gorda

Parece que somos más de unos los afectados por las decisiones del ballet...

Catalina dijo...

Pero gracias a Dios parece que fuimos mas de uno los beneficiados de la decisión de Noel y después de la decisión del Ballet y después de tu decisión de cantar y sobre todo de ESCRIBIR LA HISTORIA!! Insisto en mi teoría de los enlaces! Si eso no hubiera pasado, no estaría leyendo una historia tan curiosa, pero siempre en una forma tan pero tan divertida de leer. :) lalalaaaaaaa.....

Oscar David Ramirez dijo...

Julia sabia, ella. sabia lo que se venia.

Ana María Mesa Villegas dijo...

y qué, según tú, Ingeniero Oscar David, era lo que se venía????????????? jajajajaj! charrito!

Anónimo dijo...

Aniiiii No puedo parar de llorar (pero de la risa) que bellas fotos, sobretodo en la que muestras tu hermosa cola... lastima que esta haya sido el motivo por el cual no te dedicaste al canto como profesión!! tu crees que fue tal la objetividad de ellos (Adela y Noel) que puso a dudar a Jairo y Pili de tu talento??

ANDREA

Ana María Mesa Villegas dijo...

jajajajaja! yo creo que mis papás ni se enteraron... ellos debieron haber recibido una notificación que decía, mandar a hacer disfraz de marrano para Ana María... jajajajajaj y en este punto de la historia me haces preguntarme qué pensarían... "será este el futuro que le espera a nuestra hija?"...

Y realmente, ese no fue el motivo por el que no me dediqué, como dices, al canto profesionalmente... esa responsabilidad es solo mía...

Y por último... cuál es tu apellido???????????? jijiji

Margie Damarys dijo...

Ani no paro de reir..y llorar de la risa...Gracias!!!!

Danna Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ dijo...

jajajajaja, Anita, muy charrooooooo!!!!!!!!!!!!!

Andrés dijo...

Me encanta la actitud alicaída, cabizbaja, del marrano en la número dos. Eso y la mirada de la niña acompañante lo cuentan todo.

Camilo Jiménez dijo...

Maravilloso, Ani, maravilloso. Me reí mucho... Y el disfraz de marrano está demasiado gugú.

mgomezgo dijo...

Genial!!! no eres la unica que tiene ese tipo de reclamos para hacer a toda la generacion de papas, tios, amigos de papas y profesores que lo cojieron a uno de parche cuando era chiquito! ;)

Aleyda dijo...

Ana, veo esto una y otra vez y no paro de reírme. Esa foto número dos es lo mejor de las generaciones pasadas, presentes y futuras. La gracia, amiga mía, no se improvisa y de eso si que te sobra. Abrazos, seguiré riendo.

Aleyda dijo...

Ana, veo esto una y otra vez y no paro de reírme. Esa foto número dos es lo mejor de las generaciones pasadas, presentes y futuras. La gracia, amiga mía, no se improvisa y de eso si que te sobra. Abrazos, seguiré riendo.

Ana dijo...

Qué comentario tan bonito, Aleyda, gracias.
Andrés, sí esa foto es como un resumen. Esa foto número dos me recuerda que yo sé todavía a qué olía ese disfraz estando ahí adentro.
Cami, ¡gracias! yo también me río cada que veo esas fotos. ¿Gugú es tierno?
mgomezgo, sí, todos tenemos que hacer reclamos a alguien para justificar las maricadas que nos quedan de adultos.

Adriana Villegas Botero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adriana Villegas Botero dijo...

Me queda claro que desde chiquita fuiste talentosa y de cola bonita.

Y que tu hermanita es linda también.

Además, esa vena del ballet debió servir para otras artes escénicas. ¿Recuerdas la obra que hicimos juntas?

Lo bueno de la historia es que si querías cantar lo lograste. Siempre terminas haciendo lo que quieres. Picos.

Maria C Giraldo dijo...

Amé está historia, no la había leído. Mi mamá para un haloween me compró un disfraz de pitufo, no de pitufina, salgo en todas las fotos con los ojos hinchados de llorar. Fue mi primera conciencia de género. 17 años después me hice feminista. Voy a buscar la foto.

Ana Mesa dijo...

Jajajaja Quiero ver la foto.

Luis Miguel Hurtado dijo...

Soy solo yo o ese es el barrio Chipre y ese es un maravilloso Renault 4 por aquél entonces acabado de sacar de concesionario?