martes, 5 de abril de 2011

Mi efecto mariposa

Llega un viento frío de abril y nos estremece un recuerdo de septiembre.

4 comentarios:

Adriana Villegas Botero dijo...

Pensando yo acá que tu blog no debería llamarse "Permiso me desahogo". Tú no eres de las que pides permiso... te desahogas y ya, y al que no le guste, que se vaya para el blog del lado.

Ana dijo...

Sí ole... ya me preguntaron lo mismo en formspring.me, que si había que pedir permiso para desahogarse. Pero es el vicio Adri, de andar pidiendo permiso para finalmente hacer lo que me dé la gana, como me educaron mis papás ; )

Picos y me encantan tus visitas, sobre todo cuando vienen con comentario.

Comunicandoandoyo dijo...

Permiso me desahogo... nunca me ha sonado como a "pedir permiso".
Yo te imagino abriéndote paso entre una multitud de "indecisos" o de seres que esperan el turno para desahogarse....

Y tu... como mujer de buenas iniciativas pues adelantas!!!

Ana dijo...

Lindo tu comentario, Ana!

Yo creo que las 3 estamos de acuerdo con mi talante... Un abrazo!