viernes, 3 de febrero de 2017

Mafalda no es feminista

Esta entrada de blog debería ser un ensayo sociológico muy serio para que quienes usan a Mafalda como bandera del feminismo dejen de hacerlo. No porque no nos guste la causa feminista, sino porque Mafalda no es feminista.

Dos cosas me llevan a afirmar esto:

1. A pesar de que a Mafalda la escribieron entre los 60 y 70, momento en el que comenzaron todas esas luchas por la igualdad en los derechos, fue escrita por un hombre. Y aunque eso no sea argumento suficiente sí hay que decir que no fue escrita por un hombre feminista.
2. Mafalda es misógina. Detesta a Susanita, aunque la tolera, y detesta el estereotipo femenino.

Voy a argumentar de la única manera posible en este caso: con tiritas.

1. Las mujeres son unas chismosas incapaces de guardar un secreto.


2. Ser madre de familia y dedicarse al hogar es ser mediocre.


3. Ese movimiento de la liberación fememina no va para ningún Pereira...

4. Ser madre de familia y ama de casa no es vivir. 


5. Hay unas aspiraciones femeninas que son despreciables. 


Creo que en algún momento fui de la línea Mafalda. Me parecía mal que las mujeres solo quisieran ser mamás y esposas; despreciaba a las que le prestaban demasiada atención a lo físico, tanto en ellas como en los demás; las juzgaba como superficiales. Creía que las mujeres eran débiles, demasiado suaves, un poco pusilánimes, frágiles, muy emocionales y emotivas. De la misma manera negué esos aspectos de mi personalidad y me prohibí ser así. 
En fin, pero aquí vinimos fue a criticar a Mafalda y a señalar que no es tierna, no es suave, es contestoncita, no es emotiva ni emocional. Y que el feminismo es respetar que haya mujeres así y de las otras y también esperar que esas características de la personalidad que suelen ser asociadas con lo femenino puedan habitar también en los tipos.

Y a decir que seguramente Mafalda lloraba en la ducha.

1 comentario:

Manuel Ricardo Castellanos Castellanos dijo...

Hola Ana.


Bueno, pues tienes razón, Mafalda no es feminista, es una persona contestoncita, de aquellas que suelen poner en tela de juicio toda la vida, toda la sociedad, con sus virtudes y sus vicios.

Y puede sonar a excusa mala, pero siempre será difícil para un hombre crear un personaje feminista que no parezca forzado, porque siempre es difícil ponerse en los zapatos del otro.

Yo estoy de acuerdo contigo en muchas cosas, y en otras estoy de acuerdo con Mafalda, por ejemplo, contigo comparto eso que dices sobre los criar mujeres machas: en un afán para igualar la manera de educar a niños y niñas, simplemente pedimos a las niñas que sean como los niños y listo, creemos que eso es igualdad. Con Mafalda comparto el punto de vista donde ella espera algo más, algo diferente de las mujeres, de todos en general, es decir, no está mal ser ama de casa o madre, pero lo que está completamente mal (en mi sesgado criterio) es que algunas mujeres sólo se concentren en esas dos cosas, como abandonando todas las potencialidades y posibilidades que tenemos todos por el simple hecho de ser personas, como ser médicas, ingenieras, artistas, escritoras, y un larguísimo etcétera.

Bueno, estos temas siempre son largos de discutir, pero siempre será agradable debatir. Tus escritos siempre son buenos, siempre dejan algo, siempre dejan curiosidad, reflexión, incomodidad y esos son los mejores.

Te sigo leyendo, un abrazo.