martes, 29 de junio de 2010

La Parroquia

El título puede sonar fuerte.  Yo he sido siempre defensora de Manizales, la quiero.  No paro muchas bolas a lo que me parece que sigue siendo tan arcaico, como preguntar "¿de qué gonzález sos vos?", me hago la loca... de Manizales me gustan las faldas (si no me toca subirlas a pie), la topografía, el tamaño, la confianza que todavía se respira... y me hago la loca, pero hoy no.

Hace unos días (ya algunitos) salí con mis amigas del colegio a almorzar... yo me gradué en el 91 del Gimnasio los Cerezos, que es un colegio del Opus Dei.  Mis compañeras están en una brecha ahí del tiempo en la que hay unas que hablan inglés y otras no, y hay unas que manejan bien computadores y otras no... ¿si es claro donde queda mi generación? Hay unas que son señoras de punta en blanco todos los días (mamás y amas de casa) y hay otras que vamos de tennis a la oficina... un limbo de generación que no es ni de aquí ni de allá.

Pero en lo que iba... almorzando me dice una: Anita, de las compañeras del salón ¿cuántas contigo son las solteronas?  Casi me exploto de la risa, ella pensó "¡uy, la embarré!" cuando ya era demasiado tarde, pero como la conozco, a mi no me pareció que la hubiera embarrado y contesté haciendo la cuenta mental de cuantas no nos hemos casado, dato que para ella parece importante.  A mi como mi abuelita me está diciendo solterona desde que tengo 13 años, el adjetivo no me hace mella y por el contrario hago flashback y me siento como de 13 otra vez, me cae divino.

Pero cuando no me hago la loca, me doy cuenta de que se espera en esta parroquia el siguiente orden sin alteraciones:

Kinder (ese montón de parvularios de hoy en día)
Primaria
Bachillerato
Universidad
Matrimonio
Universidad (maestrías y esas cosas)
Hijos
Trabajo "exitoso"
Muchas veces traslado de ciudad: "¿Usted pues se enterró a morir en Manizales?"
Éxito (medido en la marca del carro y del celular)
Éxito de los hijos
Jubilación en finca de recreo
Éxito de los nietos
Muerte por causa digna
Entierro multitudinario

Y yo voy en un nivel de torcida en ese plan que no dudo que moriré de manera procaz.  Ese tipo de cosas las esperan nuestros padres, los amigos de nuestros padres, los jefes... claro, adultos.  Pero también, y eso es lo que más me sorprende, personas más jóvenes o de la misma edad de uno, que quedaron alienados en ese sistema.  Mi hermana me dice que siente que tiene amigas que piensan que ella no será feliz hasta que no se case, así ellas mismas sean infelices en su matrimonio.  Pero la vida sin marido y sin hijos no les parece completa.

Anecdotario de la parroquia (para poner ejemplos concretos)

Mamá de compañera de mi colegio al ver las calificaciones bastante regulares de su hija: "¡Ay! siquiera fulanita es bien bruta para que le vaya bien en el matrimonio".  Hay que decir que parece que así ha sido.

Compañera del colegio dos años después de graduadas y después de la anulación de su matrimonio: "¡Ay! yo siquiera no me quedé solterona".  Me impresiona cómo después de un fracaso matrimonial, le ven ESO de bueno a la experiencia.

Compañera del colegio cuando estábamos en 11, hablando sobre el matrimonio: "Mi mamá me dijo que el carro de la basura pasa una única vez y que uno o se monta o lo deja".  Con esa manera de ver la cosa, a mi siquiera me está dejando!

Amigo de la infancia hace unos 8 años: "Usted pues se dedicó a cantar y se enloqueció"... hmmm, tal vez habría que reconocer cierta verdad en lo que dice, lo que pasa es que una cosa no es consecuencia de la otra.

Amigo de la adolescencia, mientras adolecíamos: "Usted se está juntando con gente muy rara (unos amiguitos que tuve de un colegio que a él le parecía poco digno) y por eso nosotros (los de la barra del colegio chévere) no volvimos a hacerle visita (en nuestras bicicletas Monark)".  Siquiera no volvieron y siquiera les perdí el rastro.

Abuela de amiga del colegio, al grupo de 4 amigas de su nieta:
"¿Tú eres nieta de quién?" (una por una)
Cuando reconoció a los abuelos de dos de nosotras y no supo quienes eran los abuelos de las otras dos, replicó:
"A ustedes dos las conozco, a ustedes dos no"
Y las tenía frente a sus narices, pero no las conocía.

La semana pasada estaba conversando con un amigo.  Está pensando irse de la ciudad después de haber luchado mucho tiempo por hacer empresa acá y "meterme en esa rosca"... otro de los indicadores de parroquialidad de esta ciudad.  Hay que ser de tales o cuales para poder participar y, además, hay que tener cierta edad, para los jóvenes con su irreverencia parece que no hubiera espacio: "a ser impertinentes en otra parte que estamos hablando los mayores" parece que le gritara a uno esta ciudad... toca tenerse mucha confianza para intervenir sin gaguear en una reunión de empresarios manizaleños... todos tan hijos de  azucenos... y así no eran sus papás.

No sé cuántas barras de amigos he despedido desde que yo misma me devolví a trabajar en mi ciudad, por un tema que parece que tampoco importara: la cultura.

Voy a contar, porque es pertinente, una anécdota que ya conté en otro post:

Empresario de la ciudad cuando fui a contarle del proceso sinfónico: "Yo prefiero que mi hijo me salga marihuanero a músico".

Otra.  Señor divinamente de la ciudad: "¿A los conciertos de música clásica si va gente?, es que esa música es para cierta élite, y en Manizales de eso casi no hay"

He conocido otra Manizales desde que llegué de Medellín, me relaciono distinto, salí de la burbujita de cristal en la que nos querían mantener las supernumerarias del Opus Dei.  Recuerdo que veíamos la burbujita, se la intentábamos hacer ver a los adultos de esa época, pero no la dimensionaba... esta ciudad es mucho, mucho más... pero no se ve.

La parroquia sabe tapar.

32 comentarios:

Juanito Efectivo dijo...

Desde que crecí, pero desde que crecí de verdad, no desde que me salieron pelos, sino desde que pude enfrentarme con cierta discreción (una especie rudimentaria de la valentía) al mundo, sin la necesidad de ese respaldo gaseoso de un apellido conocido, le he visto la verdadera gracia a Manizales... Esta ciudad en la que ya hay nuevos ricos, llena de cacorros sin pena, de prepagos que alternan con un trabajo en UNE, de periqueros, pero también de esos rezanderos que se enorgullecen de Salamina como el antecendente más apropiado de Manizales.

Eso me gusta de Manizales, ese clima de edad media que uno intenta desvirtuar cuando nadie lo ve.

Ana dijo...

La parroquia tapando y tu evidenciando... ahí se irá dando un equilibrio a ver si se sacude Manizales...

Limacopu dijo...

Ana, te van a volver personaje no grato de la ciudad, como lo hicieron con alguien que criticó a Manizales en Soho… Manizales no soporta que le canten las verdades pero me encanta tu entrada hoy; me alegra que no estés en esa burbujita, de lo contrario poco a nada conversaríamos por estos medios… y eso que a veces me siento atrapada en la misma, por la familia política, que es en la que uno no piensa cuando se casa -una razón más para aplazar el temita o cortarlo de raíz-.

Lo que dijo la mamá de tu compañerita es lo mas cierto que hay, el carro de la basura pasa solo una vez –pero de la semana- y uno es tan pendejo que bota todo de una como si a la semana no se pudiera recoger más…. apenas uno se monta de esposo, y por mas juramentos previos que se hagan antes de dar el gran paso, uno bota muchos sueños, uno se corta las alas o al menos se las despunta y las hijuemadres no vuelven a crecer… (ellos hacen igual porque tampoco les toca fácil con una)

Amo a mi esposo, amo a mi hijo pero avemaría si me cuesta este amor y eso que a mí, al menos, me ha correspondido pero pudo ser diferente y ahí si es que mejor que me hubiera dejado el bus.

De los hijos, habrás oído decir que son “lo maravilloso del mundo, no hay nada igual”; es cierto, pero tiene uno mucho de masoquista para querer perder el sueño;
Jacobo ya va para un año y desde entonces no sé que es dormir más allá de las 6:00 a.m., y yo que era record mundial en pereza, podía pasar un día entero en la cama MUY FELIZ y sin las preocupaciones que uno se monta porque así crezca no voy a pegar el ojo nunca más…

Ah!!! Después de los hijos uno es una REvieja, no solo se nota en la cara (por la falta de sueño), sino que ya le andan a uno diciendo que los tenis no van, el pelo tampoco, pensar en estudiar mas es absurdo, que hay que dar ejemplo; mejor dicho apague y váyase pal’ te canasta del club con sus tías o las de su esposo porque además, la compañía de los pocos amigos que quedaban desaparece; si ellos no quieren lidiar con chino propio, mucho menos ajeno… Entonces empieza uno a buscar otros también con hijos, y si no encuentra, disimula el desespero y le insiste a todas sus amigas con las ideas que expones, uno se termina creyendo la mentira y, de paso, trata de reclutar más “amigas” a esa vida a la que uno se auto condena.

Yo soy una casada rebelde pero sé lo que sufren otras con temas como la limpieza o la sacada en cara del que paga las cuentas, esos son los peores - estos sí merecen que le desangren la tarjeta- porque no solo le mató el futuro a la vieja sino que la vive degradando a cero porque no tiene ni idea lo que valen los oficios culinarios, de limpieza y/o de cuidado de los chinos (como por años hemos explotamos a los pobres empleadas de servicio, el colmo que la esposa se queje)…

No sigo porque de la parroquia tengo un montón para decir y comenzaría por los pobres vergonzantes (que a mi parecer son unos sinvergüenzas)… mejor dicho, si así la vez desde adentro, imagínate como se ve desde el primer mundo… y no lo tomo como países ricos y pobres sino escasos de mente y espíritu porque ese pensar parroquial es el que nos niega el progreso.

Una extraña el villorrio por la familia, unos cuantos buenos amigos, las empanadas, las tías dispuestas a cuidarle a uno el crío y el paisaje que es único, que debería ser un orgullo y al que no le sacamos el jugo como se debiera.

Ana dijo...

Yo no creo que me declaren personaje no grato porque de la mamá puede hablar mal uno pero no los demás... y el tipo que mencionas no era de acá... yo soy de aquí, vivo aquí y trabajo por Manizales... sin dármelas de mucho tampoco, pero estoy muy untada como para no poder ser reflexiva y mencionar los detalles parroquiales de nuestra ciudad...

Yo disfruto mucho cuando las mamás y esposas hacen lo que haces tú, de ver su realidad con esos ojos como tan objetivos... o subjetivizados por lo que no les gusta de su condición... generalmente uno no oye sino "magnífico todo" como si todo pudiera ser magnífico...

Nunca he entendido bien qué son los pobres vergonzantes... ricos venidos a menos que no se resignan?

Y yo creo que puedes ser mamá alternativa, de tennis y con señores ejemplos distintos a los convencionales... tienes toda la cara de ser eso... yo creo que soy hija de un ejemplo medio torcido y ya ves... qué dechado de virtudes resulté! jajajajajaj

Limacopu dijo...

Me entero que el muchacho no era de Manizales, igual creo que no merecía tal persecución por opinar…

Yo hablo con conocimiento y padecimiento: No vivo allá, no trabajo allá pero me embadurne de Manizales hasta la saciedad, y de hecho allá estaría de no ser por las oportunidades tan esquivas, muchas veces debido a la falta del abolengo y linaje del que muchos presumen; claro que a mí me pasa lo contrario, me enorgullece no llevarlos y lo mismo me permitió hacer las veces de chofer, vendedora de tarjetas de crédito con UNE o de aguardiente en medio de los concierto, etc.,–empleos que no se permiten los pobres vergonzantes, de ahí mi crítica-.

Una amiga alguna vez los definió como “familias ávidas de alimento pero silenciosas de su situación” a quienes la iglesia –con toda la discreción del caso- distribuye alimentos y dineros para mantener los servicios de sus casas; esto, de lejos no se ve tan mal, el problema es cuando alguno de estos personajes, avergonzados de la desgracia a la que han caído, sin pena también se niegan a realizar ciertos trabajos por el que dirán.

Y de hecho para quienes todavía preguntan por el apellido (incluso por estas tierras me he topado con Manizaleños que han querido descifrar mi linaje y el árbol genealógico), el ímpetu de los manizaleños no es herencia aristócrata como lo dijo alguna vez Héctor Rincón “no hay vestigio de que estos riscos imposibles, hubieran sido coronados por alguien mandado por la Corona de Castilla…”

Liz dijo...

" Una buena muchacha de casa decente no puede salir
que diría la gente el domingo en la misa
si saben de ti
que dirían los amigos
los viejos vecinos
que vienen aquí
Qué dirían las ventanas,
tu madre y su hermana
y todos los siglos de colonialismo español
que no en balde te han hecho cobarde
qué diría Dios
si amas sin la Iglesia
y sin la ley
Dios, a quien ya te entregaste en comunión
Dios, que hace eternas las almas de los niños
que destrozarán las bombas y el napalm...


... Busca amor con anillos
y papeles firmados
y cuando dejes de amar
ten presente los hijos
no dejes tu esposo
ni una buena casa
y si no se resisten
serruchen los bienes
que tienes derecho también
porque tú
tenías lazos blancos en la piel
tú, tenías precio puesto desde ayer
tú, valías cuatro cuños de la ley
tú sentada sobre el miedo
de correr"
La familia la propiedad privada y el amor - SILVIO RODRIGUEZ

Anita desafortunadamente nuestra muy querida Manizales todavía ve con esos ojos.

Creo en la revolución de las pequeñas cosas y trato que desde mi óptica y la de mi hijo el mundo no se vea TAN OBTUSO

alvaron dijo...

En Manizales, como en todos los sitios que le sean comparables, la vida buena empieza donde termina la vida de los que ustedes definen como azusenos. Los paisas decían que el diablo (o sea la vida entretenida) empezaba en Puerto Berrío.

alvaron dijo...

Decía Nicolás Hayek que falleció ayer e inventor del Swatch: “Puede usted mandar un burro al Conservatorio de Salzburgo durante años, pero no conseguirá un Mozart. De la misma manera, no es a base de másters en administración y cursos de márketing que se crea un empresario”

Next2level dijo...

Que interesante que uses un medio independiente y personal para narrar de una forma clara y agradable tu visión de la ciudad.

No eres la única que expresa libremente la realidad de Manizales, pero si la que se toma el tiempo para escribirlo y difundirlo.

Y es allí donde encuentro el gran valor de lo que haces, porque vivimos dormidos en una ciudad que creemos 'sana' 'equitativa' 'religiosa' 'buena' y con tus vivencias nos abres los ojos.

Seguiré tus contenidos.

Ana dijo...

Next2level, gracias... tampoco creo ser la única que se toma el trabajo, como dices, de escribirlo y difundirlo... pero gracias!!! espero tus próximos comentarios!

Liz, linda canción... a mi sobre Manizales me parece que la mejor es la de Fabio Alberto, El Pelagatos... además con la gracia de que el compositor sabe de qué habla: es de acá... (vení mujer con quién estás, con ese pelagatos pa'onde vas, yo te enseñé que para amar, con pobres nunca debes arrimar, ese quién es que anda a pie, sus padres de medio pelo serán... etc)

Alvaron! de acuerdo... a Manizales cada vez le empieza más cerquita la vida divertida... eso no puede ser sino bueno.

Linis: hay vestigios de que fuera alguna ralea concreta? vio? ya se me salió la manizaleña que vive en mi! ; )

El Gordo dijo...

Hola Anita... Te cuento que la parroquia puede ser un poco más grande, claro, en otras dimensiones también. Ejemplos:

"¿Usted es de la Nacional? Aquí los que sirven son los de los Andes, Javeriana o Rosario (como última opción)."

"Usted no puede opinar porque es un pueblerino" Así sea de Medellín, Cali o Barranquilla. Esos siguen siendo pueblos. Eso sí, una persona de Appleton, Wisconsin es un rey (no tengo nada contra Appleton, además).

"Como no tiene doctorado, no piensa". Pero algunos que tienen doctorado, sí que la embarran feo...

Claro que estos ejemplos están llevados al extremo, pero la parroquia nacional existe. Sino, fíjate que acabamos de elegir a un hijo de la "realeza" nacional, porque no podíamos elegir a un "loco extranjero". Hasta donde hemos llegado, Anita... Que Dios nos agarre confesa'os.

Un abrazo...

Ana dijo...

¿Será que el mundo entero sigue siendo una parroquia? Creo que sí. Creo que son escasos los lugares del mundo donde lo que vale es lo que eres y no tu familia, tu carro, tu celular, tu turututu... me parece que Manizales entonces es una parroquia chiquita y cerradita.

¡Qué bueno que no tienes nada contra Appleton! ; )

Nota al pie: la única gente normal es la que uno no conoce bien.

Ratushka dijo...

Buena entrada. Manizales es cosita seria...ciudad de doble y hasta triple moral. Rinconcito, ya no tan frío, de contrastes y sorpresas. Mucha cosa maluca se ve también por acá...yo de mi ciudad aborresco la fiebre por las corridas de toros y las cabalgatas mal hechas. La mayóría de la juventud es un desastre, un desastre plástico, materialista y superficial y eso me entristece...porque además me toca sufrirlo en carne propia con mis 2 hermanos que a pesar de ser 2 seres maravillosos han sido contagiados, en cierta medida, por la mediocridad y la indiferencia generalizada de sus generaciones. Una lástima.
En cuanto al plan de la Parroquia jajaja me enorgullece decir que también estoy por fuera...hace tiempo ya...desde el colegio (también me gradué de Los Cerezos) me di cuenta que no me llamaba la atención, en lo más mínimo, ese estilo de vida, ese "programa" existencial. Y es un poco complicado al principio emanciparse contra apellidos, familias, estratos, expectativas ajenas (sobre todo si vienen de los seres queridos), amistades (o conocidos más bien) de "punta en blanco", etc etc...pero ni modo. Yo hace tiempo decidí y dejé muy claro en mi casa los cambios de planes. Afortunadamente cuento con unos padres maravillosos que me han apoyado hasta en las ocasiones, en las que yo misma me doy cuenta (ahora), que se me fue la mano. Y en fin.
Me haces pensar y escribir, eso me gusta de ti y de tu blog. Saludos Ana.

Ana dijo...

Una niña divinamente del Gimnasio los Cerezos con un nick como Ratushka no me genera sino alegría!

Creo que hay de todo en Manizales, creo que hay mucha superficialidad, pero también hay gente con más sustancia, sin ser yo pues la mejor juez de nada de eso... Creo que en Manizales habita el mundo, pero creo que hay tener ojos dispuestos para ver el mundo en Manizales.

Gracias por las palabras bonitas Ratushka... sé que te llamas Daniela y sé que nodirástuapellido, pero ya tengo curiosidad!

Martín Franco dijo...

Casi me muero de la risa con eso de que “prefiero un hijo marihuanero que músico”. La vaina es que, al final, no es sólo Manizales: así es en todas partes. Hace años escribí una anécdota en el blog (que tristemente borré) sobre mi hermano y mi abuela. La vaina era más o menos así: “Mi abuela siempre ha pensado que no hay nada más allá de la administración de empresas y que trabajar en un banco es lo máximo a lo que cualquiera puede aspirar. Un día mi hermano, que acababa de entrar a estudiar gastronomía, fue a almorzar a la casa de los viejos. Cuando estaban comiendo mi abuela, muy diplomática, le pregunto: “bueno, mijo, ¿y usted qué materias está viendo?”. A lo que mi hermano, inocente, respondió: “pues gastronomía I, introducción a los alimentos, nutrición y administración”. Mi abuela entonces dejó el tenedor a medio camino entre el plato y la boca y, abriendo mucho los ojos, contestó: “¿Administración? Ah, qué bueno mijo, así cuando salga puede trabajar en un banco”.

JuanDavidVelez dijo...

Yo no soy rico ni de lejos, pero mi hermana estudio en uno de los colegios elegantes de Medellín, yo supongo que parecido al que usted describe Ana. Mi hermano era muy necio y por eso mi mamá en primero de bachillerato lo metio a un colegio publico, porque lo echaban de los colegios.

De la diferencias de mi hermano y mi heramana dos conclusiones:
1. mi hermano tenía otra "cultura", una mucho mas bacana, mas tranquila e inteligente. La musica, la moda, todo era distinto en el "mundo" de mi hermano.
2. Pero el colegio de mi hermana era muchisimo mejor academicamente que el de mi hermano.

Yo estudie en un colegio privado que era mediocre (me duele reconocerlo porque yo quiero al colegio). En mi colegio estudiaban los hijos de los mafiosos, seguro que los curas pensaron que "negocios son negocios".

Ese gueto al que usted se refiere lo odio con toda mi alma. Pero ni siquiera son las personas como individuos, las personas son bacanas, lo que odio es esa conciencia de gueto, que es una estupidez y una imbecilidad.

(yo no se bien que es un gueto, pero utilizo esa palabra con mucha tranquilidad, que pena si la estoy usando mal).

JuanDavidVelez dijo...

Fui injusto con mi colegio, no es que eso estuviera lleno de hijos de mafiosos, pero si habia una buena cantidad.

Mi colegio hubo un tiempo hace muchisimos años que fue un colegio bueno de Medellín, pero a mi ese tiempo no me tocó.

El colegio mio siempre me parecio que era muy mediocre (especialmente yo), sin embargo las pruebas del icfes me contradijeron, al colegio le fue bien en eso, no eramos tan mal colegio despues de todo.

JuanDavidVelez dijo...

Ana, de pronto un dia de estos cuente como fue estudiar en Eafit en Medellín viniendo de otra ciudad.

Mi hermano paso del colegio público a Eafit, mi hermano se veia tan charro, porque se vestia distinto, ademas el no reconocia a los ricos y se sentaba ahi donde se hacian los ricos, yo le decia que no, que la clase media nos haciamos en otra parte, mi hermano se veia tan raro alla. Creo que el se burlaba.

(en Eafit no estudian los ricos de Medallo, eso es mentiras, allá estudiamos pura clase media con icetex y becas de pobre que da la universidad, pero hay unos poquitos ricos, uno lo unico que tiene que hacer es no sentarse donde ellos se sientan y ya, pero mi hermano ni las reglas basicas las entendia).

Ana dijo...

Martín, me recordaste otra anécdota: yo terminé Administración de Empresas, trabajé un tiempo en eso y un día decidí estudiar música (la historia de por qué es larga y no es la que voy a contar) y eso hice durante 5 semestres deliciosos. Mi hermana en la misma época estaba estudiando medicina. Esa decisión de estudiar Administración me costó que mi mamá y mi papá me dejaran de hablar durante todo el primer semestre de la carrera (ellos han cambiado su opinión sobre esto, y como Juan David, no quiero ser injusta con nadie, pero los hechos son los hechos y la cosa es que me dejaron de hablar)...

Estando en ESA situación, un día terminando de almorzar los 4, mi hermana se levantó de afán porque tenía que sentarse a estudiar y la señora que nos ayudaba en la casa cuando vio correr a mi hermanita dijo: ay, es que ESA carrera sí es bonita.

Juan David... hmmm me pones a pensar sobre el gueto y el odio. Creo que uno nunca pierde conciencia sobre su origen y no creo además que sea bueno hacerlo. Un indígena es mejor que no reniegue de su tribu porque desconocer el origen es desligarse, desarraigarse... la cosa es que independientemente de eso uno debería intentar ser auténtico... lo demás no importa porque son circunstancias del azar. Sentirse deshonrado por haber nacido "rico" me parece tan terrible como sentir lo mismo por haber nacido "pobre". Odiar, es como fuerte la palabra odiar... a mi lo que no me gusta es los que tratan de aferrarse a esos estereotipos, porque siento que son puras poses.

Yo también estudié en EAFIT, entre el 92 y el 98, y también soy de otra ciudad... contame historias, yo te cuento las mías! Yo también me debía sentar donde no era, porque he sido muy mala para entender esos códigos.

JuanDavidVelez dijo...

Tengo cero historias para contar, pero yo estudie allá exactamente en ese mismo tiempo. La universidad me pareció buena. Cuando digo que es buena es que en mi opinion me parece comparable a la udea o a la nacional, eso es muchísimo decir. Cuando salí yo pensaba que la universidad era mas mala que esas otras dos, pero no, me he dado cuenta en estos doce años que es igual de buena.

Bueno, puede que no sea odio, y claro que esta muy bien no ser vergonzante, pero en todo caso a mi cierta clase de gente "divinamente" me molesta, no sé porque. Pero bueno, es una opinion personal y ya.

Igual hay cierta clase de gente "no divinamente" que también me molesta, la verdad es que yo soy muy mierda.

Ana dijo...

Ve, no pensé que fueras mierda...
No puedo comparar a EAFIT con esas universidades, lo que sí puedo es decir que ser egresada de allá me ha abierto puertas, aunque yo renegara harto de haber salido de una universidad que parecía un centro comercial o un colegio...

Francina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
maggie mae dijo...

muy buena entrada. Medellín a pesar de ser mucho más grande que Manizales también tiene cosas de esas, los apellidos y las roscas son importantísimas, creo que en toda Colombia funcionamos igual.
Pero debo decir que si pudiera conseguir un trabajo en Manizales y no estuviera haciendo una maestría en Medellin, me iría sin pensármelo dos veces.

Juanito Efectivo dijo...

Ahora Que Maggie lo dice, yo creo que Medellín es más parroquia que Manizales.

Digamos Cali es muy bacano porque no es tan parroquia, por ejemplo Pereira y Bogotá tampoco.

Claro que a mí no es que me disgusten del todo las ciudades parroquia. Me siento como seguro.

Ana dijo...

Yo también sentí a Medellín como una parroquia un poquito más grande... Me dio un poquito de desilusión darme cuenta de que allá (que es más grande que acá) hay que ser blanco, católico y rico para intentar entrar a su rosca, además del imposible, ser de Medellín... esa defensa acérrima de lo "paisa" es muy excluyente, yo viví 6 años y medio allá y me demoré 2 años para tener un grupo de amigos que me invitara a salir, por ejemplo, y eso pues que yo no soy ni la tímida ni la introvertida ni nada de eso...
Maggie, bien puedes mandar la HV y te ayudamos a buscar trabajo en esta parroquia, cuando termines tu maestría.
Estoy de acuerdo con JE, sobre Cali, Pereira y Bogotá... yo creo que a Pereira le ayuda mucho ser ciudad de paso, estar a la mitad de tantas otras ciudades...

boycott dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
boycott dijo...

Manizales! hay por dios...

Me recordaste mis años en el Juanambu(Opus Dei, pero en Cali), a mi mama llevandome donde un psicologo porque segun ella una cresta era satanica y el Punk para drogadictos, que me metiera la camisa, a mis abuelos diciendome maricon porque usaba aretes, guerrillero por mi camiseta del EZLN, loco por defender la evolucion darwinista.

a mi me gustan de Manizales las Montaña, el cambio de paradigma social y que tenemos una agua excelente!!!!

Ana dijo...

Ellos creían en Adán y Eva? yo me acuerdo la vez que le dije a mi ex suegra que lo de Adán y Eva era una leyenda como la de Eldorado y eso que lo dije sin ánimo de incomodarla y dentro de una conversación que no estaba por demostrar la inexistencia de Dios ni nada de eso... me miraba con cara de ésta es la novia de mi hijito???

Sí, el agua de Manizales es muy buena! jajajaja

maggie mae dijo...

listo, Ana, en cuanto acabe la maestría #muchotiempo (función de twitter que me gusta: los hashtags), te mando mi HV para que me ayudés a conseguir trabajo

Ana dijo...

Fe de erratas: en la respuesta a Martín dije que "esa decisión de estudiar Administración" cuando lo que debería decir es Música. Mi mamá leyó el blog y me aclaró mi error... Claro que ni ella ni mi papá recuerdan haberme dejado de hablar por eso, lo que también demuestra su sentimiento hoy hacia el tema, el cual es positivo.

taranto dijo...

Ana:

Nota muy divertida.
Volveré a escudriñarte.
Un abrazo cibernauta,

Taranto.

Lalu dijo...

Yo tambièn estudiè en un colegio de Opus.

Es más, vivía rodeada del Opus por todas partes: mi mamá estudió en Pinares también y mi papá es hijo de uno de los fundadores de Alcázares .

Con la gente "Divinamente", como les dice Juan David, nunca he tenido problemas. Muchas veces la gente cree que son más pinchados de lo que son en realidad.

A los que sí no tolero son a los que tienen algún tipo de complejo de inferioridad que los hace usar la plata para tratar de humillar a los demás. Lo charro es que en ese comportamiento hay un rastro de "los ricos son los otros y los tengo que imitar".