sábado, 18 de septiembre de 2010

Dejarse ir

No me pasa nada malo, pero últimamente pienso mucho en la muerte.  Creo que es porque hay gente cercana a la que la cerca la parca (eso parece trabalenguas... salió así).

Yo quiero que cuando llegue la mía no me dé duro morirme, quiero decir sí, ya viví, ya fue suficiente, ya di la lora, ya dije todo lo que tenía que decir, me quedó faltando eso que no le dije a ese niño que me gustaba, pero igual, él se enteró, así que no importa, me puedo ir.  Que no me falte dar las peleas que tenga que dar, ni querer a la gente que quiero querer, que no me queden verguenzas por superar ni dignidades estúpidas por conservar.  Que me valga un huevo la "sociedad" y todo eso a lo que llamamos "los demás" para que pueda ser lo que necesite ser.  Entregarme a la enfermedad que me vaya a matar, al asesino o al verdugo, al accidente de tránsito o avión, diciendo "está bien", para no quedarme acá atada a nada, porque no me comprometí a fondo con mi vida.  Con vivirla.  Con todo lo que traiga, lo fácil y lo difícil.

No me quiero amarrar a la vida porque sí, porque esto "es un regalo de Dios", porque la vida es maravillosa y en sí misma vale la pena.  Porque nada de eso me caló.

Creo que vale la pena siempre y cuando valga la pena, y eso es tan individual como que a uno le gusten las alcaparras o no y, cuando ya no sea más y me llegue la muerte, que yo no esté apegada a una cosa que aunque se llame vida, no valga la pena vivir.

18 comentarios:

alvaron dijo...

Con todo respeto como decía un amigo, me parece que el "pisicologo" (sic) te está esperando para profundizar en este temita que te anada dando vueltas en la cabeza, que opinas?

Ana dijo...

Yo creo que todos necesitamos psicólogo como necesitar odontólogo ; ) Mua Alvaron!

alvaron dijo...

En esto y ne muchas cosas más estamos de acuerdo...

Ana dijo...

: ) siquiera!!!

Nora dijo...

Nunca nos han enseñado a vivir esperando la muerte y la vida es vida y vale es por que somos mortales, por esto me parece tu deshago de esta vez muy bien pensado!!!

Lalu dijo...

A m{i la muerte no me importaría tanto, si no hubiera crecido en un ambiente tan opusdeianamente católico.

De a muerte me asusta que mis papás y mis hermanos se pongan muy tristes y que cuando me muera resulte ser que el infierno sí existe.

El infierno es la idea que me alejó del catolicismo; no acepto la idea de un dios que decida castigar por toda la eternidad.

Ana dijo...

Nora, de acuerdo.

Lalú, por allá en otro post conté que cuando estaba en el colegio (del opus también, eso ya sabías) nos dijeron que a los que no creían en Dios los íbamos a ver desde el cielo sufriendo eternamente sin poderles dar ni una gota de saliva. Mi papá es ateo, eso lo supe desde chiquita... sin decirnos nada mi hermana y yo sufrimos horrible pensando que mi papá se iba a condenar en el infierno, yo no entendía qué cielo era ese al que yo iba a ir a ver sufrir eternamente a mi papá... ahí también empezó mi distancia. Dejo el post sobre mi papá.

http://permisomedesahogo.blogspot.com/2009/07/las-sorpresas-de-mi-papa.html

Lalu dijo...

Eso es precisamente una de las cosas que yo no entiendo. Cómo van a estra felices mis papás y mis hermans en el cielo si yo estoy en el infierno.
¿se les va a olvidar que existí?
¿Sólo va a importar el amor de dios cuando nos muramos?
¿Cómo si el amor de dios le gana a todo me va a mandar ese man pal infierno, si mis papás me perdonarían lo que fuera, aún si no les pido disculpas?

Lalu dijo...

Tu papá se parece mucho, muchísimo a mi papá por lo que veo. Sólo que el mío no es socialista, aunque en el fondo creo que le gustaría, pero piensa que la religión no lo deja.

Él me leía todas las noches mntones de cosas y nos sentábamos a hablar de lo que fuera, nos leiamos la mente.

A los 17 años me quería mandar a mochiliar por Europa para que no me metiera tan rápido a derecho y no dejara de lado el montón de sueños y cosas raras que creía que podía llegar a ser.

Ana dijo...

Creo que alguna vez preguntamos eso, así que te daré lo que fue la respuesta de la profesora del colegio a esa pregunta: la felicidad del cielo es taannta...

Ya. Así, sin completar la frase... como para darle a uno esperanza pero no tirársele en la vida diciéndole eso que tú dices. Que se olvidarán de los que sufrirán eternamente... es decir, que la gente en el cielo no tiene caridad ni saben de solidaridad. Lo que es una incoherencia bárbara pues!

Y qué quería tu papá que hicieras?

Ana dijo...

Hablando del cielo y el infierno a mi me gustaba lo que decía el papá de una amiga que había sido cura y luego se salió (y siendo cura como que fue muy importante), decía "el infierno sí existe, pero está vacío"...

Yo no sé lo que le va a dar a la gente que cree que por ser santa tiene propulsión a chorro para el cielo, cuando llegue allá y se encuentre con TODO el mundo... les quisiera ver las caras... claro que esa actitud mía tampoco es como muy caritativa...

taranto dijo...

Vecina:

No sé por qué, con qué motivo, te pego enseguida la letra de la canción que fascinaba a Garzón.

Un 13 de agosto, el Estado colombiano me pringó mi cumpleaños con la muerte del Bufón de Reino.

Y cuando se acaba la risa... ¡Que el último que salga apague la luz!

Abrazos...


CANELA


QUIERO MORIRME DE MANERA SINGULAR
QUIERO UN ADIÓS DE CARNAVAL
QUIERO TU VOZ NEGRA CANELA ESCUCHAR
CON SU FRESCURA NATURAL SINCERA

QUIERO TE QUIERO PREGONANDO UN BEMBÉ
NO QUIERO VELAS NO QUIERO UN SERMÓN OYE BIEN
QUIERO LA VOZ DE´SA MULATA UN TROMBÓN
MORIR EN TIEMPO DE SON BENDICIÓN

CORO:CANELA CANELA TU VOZ PLAÑIDERA
REGADA EN FRAGANCIA DE SON SABROSÓN
DANDO EL BULLICIO DEL BARRIO Y EL SON
SERÁS MI DULCE ORACIÓN COSA BUENA

NEGRA CANELA EMBRIAGARME CON TU VOZ
DICE LA GENTE DEL PLAYÓN
SI LA CANELA TE PREGONA UN DANZÓN
EL CIELO TE ABRE´L PORTÓN “QUE SABOR”



QUIERO MORIRME AL ARRUYO DE TU SON
Y UN RÉQUIEM DE GUAJIRA Y RON
QUE SEPA LA RAZÓN DE MI INSPIRACIÓN
AQUÍ MURIÓ EL CORAZÓN “RUMBERO”

QUIERO ALEGRÍA QUIERO UN GRAN VACILÓN
NO QUIERO LLANTO TRISTEZA NI DOLOR
Y MIENTRAS DICEN QUE YO FUI UN BUEN CANTOR
QUE BRINDEN POR LA MUJER Y EL AMOR

NEGRA CANELA DAME TU BENDICIÓN
Y A MI VIEJITA CONSOLACIÓN
REPICARÁN CON LAS CAMPANAS TU VOZ
Y EL CIELO SE´NTERARA QUE AHÍ VOY YO



CANELA
ESA MULATA SÍ QUE TIENE SABOR
CANELA
PARA MORIRME SÓLO QUIERO TU VOZ
CANELA
AY POR LA CALLE DEL SABOR QUE VA PA´YA
CANELA
AY SUSÚRRAME AL OÍDO UNA CANCIÓN



E. E. E. E. E. E. E. E. E. E. E. E. E.


CANELA

PARA MORIRME SÓLO QUIERO TU VOZ
CANELA
ESA MULATA SÍ QUE TIENE SABOR
CANELA
AY SUSÚRRAME AL OÍDO UNA CANCIÓN
CANELA
AY POR LA CALLE DEL SABOR QUE VA PA´YA

:::::::

Richitelli dijo...

Y yo que por poco y me voy de cura. Si lo hubiera hecho seguramente ya me habrían renunciado. No creo en los finales, no quiero los finales, y la muerte apenas es un paso más, uno que en algún momento habrá que dar. Ojalá me coja de sorpresa. Ojalá lo que haya después también me sorprenda.

Lalu dijo...

¿Mi papá? Que hiciera algo bien sollado, como trabajar en National Geografic haciendo reportaes de cómo vivían las tribus africanas o algo así.

Ana dijo...

Vecino, adoro esa canción!
Richitelli, ¿cómo sería un cura agrio? ; ) bueno sí, como varios que he conocido, uno de ellos tío abuelo mío...
Lalu, eso todavía lo puedes hacer, ¿no?

Lalu dijo...

Sí, claro. Lo que pasa es que es una nota crecer hablando esas cosas con el papá.

Mi papá hizo de mi ifancia y mi adolescencia cosas muy bacanas.

Juan Vásquez dijo...

mi abuelo murió hace poco y fue muy bien verlo pedir que lo trasladaran a la casa, que no quería morir en un hospital. El día que murió dijo que todo había sido como debía ser, que era el momento indicado, hizo un breve recuento de su vida -8 minutos aprox- y suspiro para decir que todo había sido muy largo y muy corto al mismo tiempo. Que ahora tal vez no lo entedieramos, que frescos que el estaba cansado y que quería descansar; después de eso lo volvimos un cuento, tal vez me aníme y ponga las entradas en el blog. La muerte es parte de la vida, de hecho hay una carta del Tarot de Osho que me ha gustao mucho y me roba sonrisas, dice:

"Los milagros de Buda son totalmente diferentes de los de Jesús. Una mujer va a Buda: su niño está muerto y ella se lamenta y llora, y es viuda y nunca podrá tener otro hijo. Su único hijo está muerto y él constituía todo su amor y su atención.

Pero ¿qué hizo Buda? Buda le sonrió y dijo: `Sólo ve al pueblo y busca unas cuantas semillas de mostaza de una casa donde nadie haya jamás muerto`. La mujer se fue rápidamente al pueblo y fue de casa en casa. Y en todas le decían: `Podemos darte tantas semillas de mostaza como desees, pero no podemos cumplir tu condición, porque mucha gente ha muerto en nuestra casa`. Una y otra vez ocurría lo mismo. Sin embargo ella seguía abrigando esperanzas. `Quizás, quién sabe, puede haber alguna casa en algún lugar, que no ha conocido la muerte`. Caminó y caminó durante todo el día. Hacia la tarde, una gran luz de comprensión le sobrevino: `La muerte es una parte de la vida. Ocurre. No es algo personal. No es una calamidad personal que me ha ocurrido a mí`. Con esa comprensión se dirigió a Buda. El le preguntó: `¿Dónde están las semillas de mostaza?` Y ella sonrió, cayó a los pies de él y le dijo: `Iníciame. Quisiera conocer aquéllo que nunca muere. No pido que me regresen a mi hijo, porque aún cuando me lo dieran, él moriría nuevamente. Enséñame algo, de modo que pueda conocer dentro de mí misma lo que nunca muere."

¨ce_ dijo...

Yo tengo terror de no llegar a hacer todo lo que quiero hacer. A quedarme con las ganas. Y Marido me dice que está bueno quedarse con las ganas, porque viviste con ganas hasta el final, y después nada más importa...
Lo gracioso es que creo que tiene razón... Pero el miedo no se va.
Abrazo.