domingo, 12 de septiembre de 2010

Gracias a Dios el mundo queda taaaaaaaaaaaan lejos (Susanita)

Hoy he estado leyendo un poquito de Oriente empieza en el Cairo, el libro que Héctor Abad Faciolince le mandó a mi papá.  Y también leí la columna de María Jimena Duzán que publica hoy en Semana.

El libro cuenta una excursión que HAF hizo a el Cairo, acompañado por dos esposas, asunto que simplemente menciona y del que me quedo esperando la aclaración "sí, dos esposas, dos viejas juntas y con ambas duermo", para que yo termine de creer que eso puede ser verdad.  Pensar que podemos ser así de civilizados, que podemos abandonar nuestro instinto territorial y podemos convivir amándonos los unos a los otros, sin que a los otros les importen los unos... en fin... pero no era de eso que iba a hablar...

El libro, dentro de todo, narra una serie de revueltas que tuvo el Cairo, que derrumbaron edificios y cambiaron la cara de la ciudad para siempre, el hotel Shepheard's que fue destruido durante la "gran revuelta popular de 1952" que acabó con todo lo que tuviera un aire foráneo.  El Teatro de la Ópera, donde se estrenó Aida, quedó gravemente afectado por la revuelta pero no se cayó; se cayó después, hoy ocupa su lugar un parqueadero.

El viernes en la reunión semanal que tenemos en el Fundadores para hablar del Plan de Desarrollo Cultural de Manizales, se asociaron dos hechos: donde antes funcionaba el Teatro Olimpia hoy funciona un parqueadero y donde antes funcionaba el Teatro el Cid hoy funciona qué?, muy bien! otro parqueadero...

Lo que Manizales tiene de parecido al Cairo.

Debe ser que esos lotes grandes una vez caídos tienen mucha cara de parqueaderos, y un parqueadero es un negociazo, al contrario de los teatros, que no sirven sino para que la gente se reconozca en sus manifestaciones artísticas, pero eso parece que no es tan buen negocio.

Y la Columna de Maria Jimena Duzán, que ustedes pueden leer aquí, habla de cómo vienen robándonos en Caldas nuestros impuestos impunemente desde hace años nuestra clase dirigente, sin que eso haya generado por parte de la ciudad el deseo de destruir nada, o sin que prospere ninguna acción legal (¿prospera alguna? no sé) para impedir que siga pasando... sin que al que le roban diga realmente nada... mansos que somos.  Y como esta ciudad espanta, ha espantado al espíritu joven de los jóvenes que aun quedan, que ahora son tan mansos como los viejos de Manizales, cansados de ser honrados, honrados por cansados.

Y en la construcción del Plan de Desarrollo Cultural de Manizales, donde tanto hemos hablado de la identidad del manizaleño, se ha dicho que somos expertos en construir una imagen de lo que somos, para no construirnos realmente, es decir, palabras más, palabras menos, somos profesionales de la apariencia, aquí todo está bien.  Nos seguimos viendo, nos seguimos saludando, chao querida.

Lo que Manizales tiene de distinto al Cairo... que vergüenza andar de vándalos.

Con todo lo que pasa acá, nunca pasa nada... en una ciudad que merece revuelta importante, acción importante, nos moriremos todos de muerte natural, para no ir a dar una cara errada de lo decentes que somos las gentes entre la 21 y la 23.

Esta ciudad es muy hipócrita.  Como Susanita.

8 comentarios:

juan carlos navarro dijo...

Prima, pa´cuando va a dejar la compra de su dominio? Tienes una forma de escribir y sentar crítica muy interesante y poderosa, y el nombre que escogiste para tu blog es de la misma categoría de lo que escribes.

Mucho mejor y con más fuerza, permisomedesahogo.com, que con apellido blogspot.

A lo mejor te vuelves como Yoani Sánchez y su "Generación Y", así que hágale pues. Me pongo a tu disposición para lo técnico que no tengas claro. Pero me encantaría ver tu blog con tu propia personalidad y no la de Blogspot.

Cuándo cumples años? Si no lo ha comprado para ese día, se lo doy de cumpleaños... jajajaja. Un abrazo.

Ana dijo...

Tiene que ser que anduviste alejado de fb unos días en Agosto para que no te dieras cuenta de mi cumpleaños con la lora que di! jajajajajajajajaj el 7 de agosto primo!

Gracias por venir... lo pensaré! lo pensaré! ; )

Richitelli dijo...

Recordé ese sonso (así me parece a mí) intento de ¨Manizales vive con calidad¨. Calidad es ser consecuente con nuestros desequilibrios, nuestras cuialidades y deficiencias. Calidad es entender que no podemos dejar morir nuestro legado, debemos mejorar nuestro hoy y pensar en un mañana próspero.

Los manizaleños somos así, hipócritas. Tal vez por eso no tengo casi amigos en ese mundillo cultural de mi ciudad, porque tiendo a ser un hipócrita muy soez.

Y porque perfiero el bajo perfil (muy manizaleño eso). Cuando todos dejemos la comodidad para luchar por nuestro propio terruño, nuestras familias, nuestra sociedad. Ese día viviremos con Calidad.

alvaron dijo...

Eso que describís de tu querida ciudad no tiene que ver con los gatos cafés que había, si no me equivoco, en Sicilia....
¡Cambiar todo para que nada cambie!

Ana dijo...

Tal vez Alvaron los Gatopardos de todo el mundo sean muy parecidos...

Richitelli, Alvaron es mi primo más adorado del mundo entero, y sí, nos tocaría incomodarnos mucho, para superar tanta apariencia cómoda... no creo...

taranto dijo...

Vecina ANA:

Estoy de acuerdo, y no soy cuerdo.
Acá, en este "Alto de los Machuchos", hay que callar. Pues si uno anuncia la presencia de una joya arquitectónica, ese mismo día la demuelen... ¡La Administración es EFICIENTE en todo lo relacionado con la DEMOLICIÓN!
Por eso, salgo poco de mi casa. Salgo con gafas y con cachucha de vándalo... me oculto... no vaya a ser que me desintegren o desaparezcan.

Me gusto tu ENTRADA.
Abrazos, desde chipreviejo, un pequeño barrio de tradición que ahora vive sus propias heridas urbanísticas.

Ana dijo...

Vecino, ¿sumercé es una joya arquitectónica?
¡Qué bueno que te guste!
Abrazos desde Versalles... irónicamente yo vivo en un edificio que está en donde antes había una casa hermosa, me hiciste caer en cuenta.

jairo dijo...

Manizales y su clase política... se me hace comparable a la peste del narcotráfico... éste nunca se acabó con la muerts de pablo Escobar, Rodríguez Gacha, los Orejuela, etc, etc... así tampoco acabará la ambición disfrazada de politica, a pesar de que ddesaparezcan sus prohombres... ahí sigue el queso pá las ratas... todo tiene un fondo...