viernes, 10 de septiembre de 2010

Economía

Qué tal que después de que el vaticano permita el condón, le de por decir que ya no es pecado mortal el suicidio... que si te matas no te quema el fuego eterno...  Pasarán siglos antes de que la iglesia se derrumbe de esa manera, pero planteémonoslo como una posibilidad para dentro de 5 años y especulemos.


Qué tal que después de todos los argumentos (los más ortodoxos y los más liberales) a nuestros honorables congresistas les de por despenalizar el intento de suicidio - ¿el que no se queda en el intento se salva de ir a la cárcel? - legislen el tema y le toque al Estado intervenir en un asunto que ya sería de Salud Pública.


Qué tal que comprendiéramos que la muerte no es en sí misma una tragedia (para los que sientan que todos comprenden eso, perdón por esta aclaración) sino que para mucha gente la tragedia es tener que levantarse todos los días a vivir la vida.


Qué tal que esa comprensión, nos llevara a entender que hay gente que no es católica y que por lo tanto no cree que en ese acto haya un pecado mortal; y que hay gente a la que le importa un pito si el tema está legislado o no.


Qué tal que después de todo eso, nos ofrecieran un remedio rápido, indoloro, efectivo y eficaz... tal como ahora se consigue en cualquier Profamilia el condón o las pastas anticonceptivas, que tienen por fin evitar el nacimiento de hijos no planeados.  Qué tal que el asunto dejara de ser tabú, mal visto, asumido como cobardía.  Qué tal que llegáramos a respetar los desconocidos motivos que no podemos juzgar en quien toma esa decisión.


Qué tal que esto sucediera en todo el mundo por igual.


Yo me pregunto: a qué ritmo crecería la economía en un planeta que de un día para otro se quedara con la mitad de la mitad.

6 comentarios:

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose Diaz dijo...

Me queda una duda:
el suicidio está tipificado como delito siempre y cuando uno no tenga éxito... ¿eso quiere decir que lo juzgan a uno por cobarde o por petardo?... buena cosa esa de tener antecedentes por incompetencia en tentativa de homicidio agravado...

Lalu dijo...

Ana, en Colombia no es delito el intento de suicidio. Lo que es delito es la inducción al suicidio.

Mira el artículo del código penal:

"ARTICULO 107. INDUCCION O AYUDA AL SUICIDIO. El que eficazmente induzca a otro al suicidio, o le preste una ayuda efectiva para su realización, incurrirá en prisión de treinta y dos (32) a ciento ocho (108) meses.

Cuando la inducción o ayuda esté dirigida a poner fin a intensos sufrimientos provenientes de lesión corporal o enfermedad grave e incurable, se incurrirá en prisión de dieciséis (16) a treinta y seis (36) meses. "

A mí me parece absurdo que haya prisión cuando la inducción es por motivos pietìsticos, pero bueno, eso son nuestros legisladores.

Lalu dijo...

Yo creo que la inducción es punible por casos en que el beneficiario de un seguro convence a otro de que se mate pa quedarse con la plata.

Juan Vásquez dijo...

Me acabo de imaginar una persona en la cárcel: y usted por qué está acá, nada por intento de homicidio contra mi propia persona.
El comentario de Lalu me hizo acordar de ese man de Sonsón Antioquia que asistió el suicidio de su mamá y se metió en tremendo lio.

Juan Vásquez dijo...

bueno, lo que dices es un paraíso del respeto al otro, aunque yo hasta pienso que nada raro que ya nadie se suicide, por eso de que ya noestaría prohíbido.