domingo, 12 de julio de 2009

Un mes después

No estamos muertos... pero estamos en cuidados intensivos que es dónde se pone a los más frágiles. Tenemos muchas visitas, mucha gente buscando remedios estructurales. Y el padre del proyecto, visita cuando puede, cuando le queda tiempo, cuando su agenda se lo permite.

Y se sabe cuáles son los remedios y se tarda en aplicarlos, somos lentos e ineficientes, somos mansos y adormilados.

Dónde está el especialista? quién atiende a este enfermo? todos quieren armar un comité de alto nivel, nadie quiere echarse al hombro nuestra muerte y nadie quiere echarse al hombro nuestra recuperación.

Ya se ha dicho varias veces qué se necesita, pero no importa, repasar es importante... necesitamos un gerente de alto nivel, con relaciones de alto nivel, con ideas de gran nivel, no necesitamos ideitas pusilánimes de planes b, para ser un remedito de lo mejor que podemos ser. Ni necesitamos ayuditas a medias, que nos consigan un aporte de X valor para este año y luego el olvido hasta que volvamos a estar en cuidados intensivos.

Siento que no moriremos, pero siento que las voluntades para salvarnos están siendo mal coordinadas, por el padre del proyecto... que finalmente tiene un solo nombre: Universidad de Caldas... el padre busca al doctor, busca la ayuda, busca la participación... que tiene que ser de todos! Y en consecuencia, hay otros haciéndole la labor... padrastros, parecen buenos, pero los padrastros en cualquier momento sacan la mano.

Si el padre no se enamora del hijo... y por eso estamos donde estamos, porque esta paternidad se ha ejercido con mucha displicencia. Este es un llamado al padre, para que ame el hijo!

Los proyectos importantes tienen que ser manejados así... o esto nos parece estratégico, o definamos el tipo de sociedad qué queremos ser, a ver si cabe o no aquí una Orquesta Sinfónica Profesional. Y dejamos todos de botar corriente alrededor de lo demás...

El tema sí es de presupuestos, ahí deriva la cosa, de eso hay que hablar. Ahí veremos que tanto nos importan estas cosas... si pensamos en proyecticos de 10 o de 1000... claro! si queremos ser de 10, terminaremos siendo de 5 (de quinta?)... si queremos ser de 1000, terminaremos siendo de 5000... para mi así de clara es la cosa.

Entonces hablemos de plata! y apostemos en grande por nosotros, ya que si algo han demostrado ser nuestros dirigentes es jugadores... están jugando con la vida de este paciente! Parece que no son buenos jugadores... que vaina!


2 comentarios:

Diana Rocio dijo...

Any
Estas enfermedades terminales están dañando nuestro país, lo están matando lentamente y el pueblo no hace nada para recuperarlo, todo es egocentrismo y se concentran en sus propias enfermedades.
Cómo poder ayudar a mejorar?

ilive dijo...

hoy el paciente es uno, mañana habra mas pacientes, creo que hay que buscar las razones por las que los pacientes entran a serlo, y mucho de ello esta justo en lo que Diana Rocio dice. Acabando con las razones podemos estar en un punto donde haya menos pacientes y mas agentes activos. Pero para eso hay que pensar en lo global no en cada uno en lo general no en lo particular. Ceder y tolerar, la humanidad esta lista?